Por @Alvy — 11 de Agosto de 2015

Esta pantalla OLED que presentó en mayo LG Electronics tiene tan solo un milímetro de espesor y como puede verse es bastante flexible. aunque todavía no al nivel de que te la puedas llevar enrollada. (Aunque hay modelos más pequeños que sí). Aunque ofrece unas buenas 50 o 60 pulgadas de tamaño pesa algo menos de 2 kg. Lo más divertido: no hay que hacer una aparatosa obra para colgarla de la pared… se cuelga de la pared mediante imanes (!)

Estos modelos por desgracia tienen precios un tanto por las nubes y se limitan a ser prototipos que circulan por las ferias. Dicen que el del vídeo, por ejemplo, podría no fabricarse a nivel industrial hasta dentro de 5 o 10 años. El principal problema es que aunque cuando son perfectos son muy vistosos no todos los modelos que salen de los procesos de montaje son «perfectamente funcionales».

Compartir en Flipboard Tuitear