Por Nacho Palou — 17 de Octubre de 2017

Un vídeo del Boeing 747 Supertanker modificado por Evergreen International —y operado por Global Supertanker para labores de extinción de incendios— descargando toneladas de agua con retardante sobre uno de los incendios que, como sucede ahora mismo en muchas zonas de España y Portugal, se mantienen activos en el estado de California.

El avión, un 747-400, tiene capacidad para casi 75 toneladas de líquido: 74.200 litros. En el momento de soltar el retardante vuela a entre 120 y 240 metros sobre el terreno a una velocidad de 260 km/h. Volar a esta altura y a esa velocidad es una proeza teniendo en cuenta el peso (entre 350 y 400 toneladas) y el tamaño (71 metros de longitud y 65 metros de envergadura; del extremo de un ala al otro extemo) y que la salida del líquido presurizado produce un empuje súbito de 22.000 Kg que afecta al comportamiento del avión.

La descarga del Supertanker equivale en capacidad a siete aviones contraincendios convencionales. El avión se puede cargar de líquido en unos 20 minutos y la descarga se completa en menos de 10 segundos.

Para realizar ese tipo de tarea a esa altura y baja velocidad el el 747 vuela siguiendo a un avión piloto más pequeño que le marca la ruta a seguir y le indica el momento en el que soltar el retardante.

El avión estuvo en España hace algunos años, cuando se presentó en 2009 en el aeropuerto Central de Ciudad Real y, a pesar de que puede resultar poco práctico en apariencia, probablemente estos días atrás habría sido de gran ayuda verlo por la península.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear