Mayo2019

Por @Wicho — 31 de Mayo de 2019

Aterrizaje del Altantis tras la misión STS-125
Aterrizaje del Altantis tras la misión STS-125 – NASA

Hace unos días se cumplían diez años del final de la cuarta y última misión de mantenimiento del telescopio espacial Hubble. Durante ella la tripulación del Atlantis instaló nuevas cámaras en el telescopio, reparó otras, y también instaló nuevos giroscopios, baterías y sensores de guiado.

Con ello el Hubble quedaba mejor que nuevo y la esperanza era que pudiera seguir en funcionamiento al menos cinco años más mientras se lanzaba el telescopio espacial James Webb.

Aohn Grunsfeld y Andrew Feustel durante el quinto paseo espacial de la misión
John Grunsfeld y Andrew Feustel durante el quinto paseo espacial de la misión – NASA

Michael Good y Mike Massimino durante el cuarto paseo espacial de la misión
Michael Good y Mike Massimino durante el cuarto paseo espacial de la misión – NASA

Afortunadamente los nuevos componentes y la estructura base del Hubble han demostrado ser más resistentes de lo previsto y aunque algunos componentes muestran achaques debido a su edad el telescopio sigue en funcionamiento diez años después. De hecho sigue habiendo una enorme cola de observaciones solicitadas por científicos de todo el mundo.

Afortunadamente no sólo porque el Hubble sigue «aciendo la cencia» sino porque el James Webb sigue acumulando retrasos y retrasos y ahora no se espera que sea lanzado antes de marzo de 2021.

Además el Webb, que es un telescopio de infrarrojos, no sustituye directamente al Hubble, que también trabaja en el visible, así que cuanto más dure el Hubble, lanzado en abril de 1990 y uno de los mayores éxitos de la Agencia Espacial Europea y la NASA a pesar de haber nacido miope, mejor.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 30 de Mayo de 2019

Superchuleta matemática / Alex Spartalis

Esta superchuleta matemática llamada All-in-one Mathematics Cheat Sheet [v2.6, PDF] de Alex Spartalis es una recopilación que ha requerido varios años de paciente trabajo y que se puede descargar para guardar por ahí porque contiene la típica información que nunca sabes cuándo vas a necesitar. Básicamente, todas las fórmulas importantes de las matemáticas.

Esa una auténtica barbaridad de recopilación: el original son 286 páginas de fórmulas y más fórmulas (aunque en el PDF ocupan «sólo» 191) que abarcan desde las matemáticas más elementales de primaria y secundaria hasta las que se necesitan en la universidad. Se puede encontrar todo tipo de fórmulas: áreas, volúmenes, polinomios, combinatoria…

Incluso hay un apartado para los números primos, π, y la geometría. Y secciones completas para las constantes (matemáticas y físicas), el análisis estadístico y diversos campos de matemática aplicada. Casi todas son bastante legibles, aunque algunas parecen un poco pixeladas. (El original data de 2012).

Basta guardar el PDF completo (ocupa unos 5 MB) y utilizar la función de «buscar» (Comando+F/Control+F) para encontrar lo que se necesite en plan rápido, en inglés eso sí.

Desde luego parece más práctica –aunque menos elegante– que la famosa camiseta-chuleta.

Más chuletas, más:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 30 de Mayo de 2019

Tras retrasarlo en varias ocasiones la NASA por fin tiene fecha –en principio definitiva– para la prueba del sistema de escape de la cápsula tripulada Orión, conocida como Ascent Abort-2.

La idea es comprobar que los motores diseñados para ello son capaces de sacar la cápsula Orión de lo alto de un cohete SLS en caso de que se produzca una emergencia durante el lanzamiento y alejarla lo suficiente como para poner los astronautas a salvo.

Durante la prueba, que durará unos tres minutos, el sistema de escape se activará cuando el cohete –un cohete especialmente diseñado para esta prueba– esté a una altura de unos 10.000 metros y una velodidad de 1,5 Mach. Con eso se simula un fallo en el momento de máxima presión dinámica sobre el cohete, el peor momento para que se produzca un fallo. En el caso de una Orión de verdad tras la separación y una vez extinguidos los motores del sistema de escape unos paracaídas –ya probados durante la primera misión de prueba de la cápsula– la depositarían con suavidad sobre el mar; en este caso el simulador de cápsula se estampará contra el mar.

Orion Abort Test Booster
Orion Abort Test Booster

La prueba tendrá lugar el próximo 2 de julio y es un paso importante e imprescindible de cara a certificar la Orión para los vuelos tripulados, aunque falta mucho para que veamos un vuelo tripulado de una de estas cápsulas ya que, entre otras cosas, no tiene cohete que la lance.

Esa primera misión tripulada, conocida ahora como Artemisa 2, no sucederá antes de 2023. Aunque no sería extraño que se retrasara teniendo en cuenta cómo está siendo el desarrollo del SLS.

***

Tanto la Crew Dragon de SpaceX y la Starliner de Boeing tienen que superar todavía esta prueba.

La Crew Dragon era la que iba más adelantada en esto, pero en unos ensayos previos a la prueba la cápsula resultó destruida hace unas semanas, así que ahora mismo no hay fecha.

La Starliner, por su parte, tuvo también problemas durante unas pruebas previas en el verano de 2018 y tampoco tiene fecha firme para la prueba.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 30 de Mayo de 2019

Vacalculadora / Cowculator

La vacalculadora (Cowculator) [manual en PDF] fue un curioso invento del que no se puede siquiera encontrar mucha información en Internet y que consiste en una especie de primitivo ordenador analógico para calcular cosas acerca de las vacas lecheras. Por suerte se lo encontró el arqueólogo tecnológico Bitsavers por ahí; luego incluso se ha visto que había algunas viejas máquinas a la venta en eBay.

Este artilugio probablemente fuera muy útil en su día para los granjeros sureños de Estados Unidos, que es donde parece que se vendía. Su funcionamiento era tan peculiar y raruno como se puede imaginar para una máquina de aquella época y tecnología from the past. Una especie de ordenador que sólo servía para una cosa que tenía sin duda muchas limitaciones.

Vacalculadora / Cowculator
¿Guiado de misiles? ¿Submarino nuclear? ¡No! Son los diales de la vacalculadora / Bitsavers

Para empezar la vacalculadora era una máquina analógica electrónica, tamaño maletín. En su diales se marcaban manualmente datos tales como el precio del forraje, el ritmo de alimentación, el porcentaje de nutrientes en la comida, el pasto y demás. Todo dentro de unos rangos limitados y sin posibilidad de cambiar las «fórmulas».

También se anotaba la leche que daba cada vaca al ordeñarla, su peso y otros detalles relevantes, como el llamado «potencial de la vaca», un valor peculiar que iba del 0 al 100, como casi todos los demás, y que no está muy claro lo que era. Según se ve unas luces y una aguja proporcionaban la «información salida» casi al instante.

Lo más curioso es que la vacalculadora actuaba como hoja de cálculo: el manual en PDF indica que la acompañaba un enorme cuaderno con –sí, literalmente– hojas en las que se anotaban los cálculos. Esta labor se sigue haciendo hoy en día, aunque naturalmente casi todo es automático, con software y sensores diversos.

Quizá lo más interesante es que algunos de los cálculos y estadísticas no los podía hacer la vacalculadora. Se enviaban en papel por correo postal a un departamento de la empresa fabricante, quien los analizaba y devolvía las respuestas a la vuelta de correo. No es que fuera un método muy rápido, pero recordemos que eran otros tiempos.

La máquina estaba «programada» casi para una única tarea: maximizar el beneficio a partir de lo que costara la alimentación del ganado. Tal y como anunciaban su velocidad de cómputo era de una vaca por minuto. Mucho se ha avanzado desde esa época; ahora las vacas llevan GPS, nacen por selección genética y los robots las ordeñan casi de forma autónoma. Pero no se puede negar que –al menos para los granjeros– la vacalculadora analógica debía tener encanto como «máquina del futuro».

Vaca esférica

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear