Por @Wicho — 2 de Julio de 2020

Los pilotos de la Agencia Federal de Aviación (FAA) de los Estados unidos han dado por terminados los vuelos de prueba para la recertificación del Boeing 737 MAX sin que aparentemente hayan tenido ningún problema.

Han sido tres días de vuelo a partir del 29 de junio de 2020 en los que han acumulado siete horas y 37 minutos en el aire. Durante ese tiempo han llevado el avión –un 737 MAX 7 en concreto– a sus límites con el objetivo de comprobar que las modificaciones en el software de a bordo y en los procedimientos de recuperación frente a fallos cumplen con lo esperado. En FlightRadar 24 se pueden ver las trazas de los tres.

Pero aunque se hayan llevado a cabo aparentemente sin problemas la FAA tiene ahora que revisar todos los datos obtenidos durante ellos para comprobar que no se les ha escapado nada. También tendrá que revisar la documentación aportada por el fabricante sobre los cambios llevados a cabo y sobre las modificacions propuestas en cuanto a la formación de los pilotos. Es un proceso que durará semanas.

Toda esta información será revisada también por una junta de asesoramiento técnico en la que hay personas de varias autoridades aéreas internacionales y de la NASA.

Primer prototipo del 737 MAX en vuelo - Boeing
Los vuelos de recerficación fueron llevados a cabo en el en el primer prototipo del 737 MAX 7, visto aquí en su primer vuelo en marzo de 2016 - Boeing

Otra cosa que hará la FAA, en este caso trabajando en conjunto con las autoridades de certificación de Brasil, Canadá y Europa, es revisar los requisitos mínimos de formación para las tripulaciones y las modificaciones necesarias en los manuales de vuelo. Sus conclusiones, en forma de borrador, serán sometidas a exposicion pública para quien quiera hacer aportaciones. Y luego se publicará el informe final sobre las necesidades de formación.

Cuando esté listo, lo que podría ocurrir en septiembre si no aparece ningún problema más, la FAA publicará una directiva de aeronavegabilidad en la que especificará qué modificaciones hay que hacer en los aviones ya fabricados. Modificaciones que Boeing también tendrá que aplicar a los nuevos MAX que salgan de la planta de ensamblado, por supuesto. Aplicar estas modificaciones llevará tiempo, igual que lo llevará revisar los aviones para que puedan volver a volar, pues en septiembre llevarán un año y medio parados. Se estima que en total puede ser necesario un año para terminar de preparar todos los MAX para su vuelta al vuelo.

En cualquier caso de lo que no hay duda es que las nuevas necesidades de formación de las tripulaciones incluirán algún tiempo en un simulador. Y eso será un cuello de botella aún más estrecho que el de la preparación de los aviones: tan sólo hay 34 simuladores del 737 MAX en todo el mundo. Y ya sólo contando las tripulaciones que tendrían que pasar por ellos de American Airlines, Southwest y United, las tres aerolíneas estadounidenses que operan el MAX, salen cerca de 18.000 personas.

Pero quizás octubre o más bien noviembre el 737 MAX pueda empezar de nuevo a hacer vuelos con pasajeros.

(Algunos datos vía The Seattle Times).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Five Fists Of Science

EUR 6,20 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


¡Ajá! Paradojas

EUR 17,10

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección