Por @Alvy — 11 de Noviembre de 2017

De los siete DeLorean que se usaron en el rodaje de la trilogía de Regreso al Futuro sólo quedaron tres: uno que está en los Estudios Universal de Florida, otro en California y este que compró Bill Shea, un coleccionista que soltó 541.000 dólares por poseer la máquina del tiempo definitiva.

Así que aunque DMC-12s hay muchos, originales que hayan participado en las películas hay muy pocos.

El trabajo de coleccionista de coches es duro, pero alguien tiene que hacerlo. Tal y como cuentan en este largo reportaje de The Aficionauto el protagonista de esta historia trabaja junto con su hijo duramente en arreglar y restaurar viejos modelos, crear réplicas, cuidarlos y llevarlos a eventos y exposiciones donde son bienvenidos. De hecho el DeLorean lo han vuelto a conducir hasta los propios actores de la película.

Entre otras cosas dicen que el mayor problema de conducir un DeLorean es intentar ir por todas partes sin hacerle ni un mínimo rasguño. También tuvieron que añadirle bastantes piezas originales porque al ser un coche que se usó principalmente para las escenas de acción le faltaban muchos componentes que realmente no eran necesarios (como los aros y muchas piezas del interior).

Tras la rocambolesa historia del fracaso de DeLorean como compañía automovilística el hecho de que abandonaran la producción tan pronto dice Shea que «…fue una auténtica bendición. Si hubieran continuado fabricando coches ahora el DMC-12 sería otro coche normal y corriente, no algo icónico y eterno».

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


iGen: Why Today’s Super-Connected Kids Are Growing Up Less Rebellious, More Tolerant, Less Happy--and Completely Unprepared for Adulthood

EUR 13,46

Comprar


Cinemaps: An Atlas of 35 Great Movies

EUR 13,74 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Memecracia: Los virales que nos gobiernan

EUR 9,49 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección