Por @Alvy — 20 de Febrero de 2019

Eso que tan grácilmente vuela sobre el límpido paisaje podría denominarse un híbrido de cometa y aerogenerador. Es un prototipo a tamaño real (26 metros de envergadura) y 600 KW, completamente funcional. La idea es la misma que la de los aerogeneradores: producir energía eléctrica con grandes turbinas de forma completamente sostenible, pero en este caso aprovechando los fuertes vientos que hay a mayor altitud y mar adentro.

La empresa que lo ha creado –llevan diez años en ello– se llama Makani y ha surgido de X, los laboratorios de Alphabet (Google). Está trabajando con Shell en otros proyectos (como la generación en parques eólicos marinos) y este prototipo lo han instalado de momento en Parker Ranch, Hawái, donde hay vientos propicios para una instalación de este tipo. La versión definitiva estaría en el mar, cerca de la costa, con una boya como base.

Makani Power

La cometa puede llegar a ascender hasta los 300 metros, pero sus movimientos dependen siempre de un gigantesco cable, que llega hasta la boya y de ahí a tierra. Las operaciones de «despegue» y «captura» son bastante llamativas de por sí; cuando está operando realiza un grácil ballet aéreo, propiciado porque está construido con materiales de fibra especialmente ligeros. Según cuentan esperan poder comercializarlo en breve y realizar alguna instalación en Europa, empezando por Noruega.

(Vía Spectrum.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear