Por @Wicho — 26 de Agosto de 2021

Jeff Bezos durante la primera presentación pública del concepto de módulo lunar de Blue Origin – Dave Mosher
Jeff Bezos durante la primera presentación pública del concepto de módulo lunar de Blue Origin – CC BY-SA 4.0 Dave Mosher

En una decisión de mal perdedor y que ha levantado ampollas Blue Origin ha denunciado a la NASA por no adjudicarle la construcción del módulo lunar del programa Artemisa. Y esto a pesar del fallo de la Oficina del Interventor General (OIG) de los Estados Unidos que dice que el proceso de adjudicación fue correcto.

La empresa de Jeff Bezos sigue insistiendo en que la decisión de la NASA fue injusta. Que al principio del proceso dijo que el precio no sería el factor fundamental para tomar la decisión pero que sin embargo adjudicó el concurso a SpaceX sólo por ser la oferta más barata. Sin embargo la OIG recoge en su fallo que la agencia en su momento ya había dicho «que el número de adjudicaciones dependería de la financiación disponible, y que la agencia podía realizar varias adjudicaciones, una sola o ninguna». Y hay que recordar que el congreso de los Estados Unidos apenas le dio a la NASA un cuarto de los fondos que había pedido.

Integrated Lander Vehicle – Blue Origin
Impresión artística del Integrated Lander Vehicle de National Team, el grupo de empresas que lidera Blue Origin, sobre la Luna – National Team

Esta denuncia vuelve a parar el desarrollo del aterrizador de SpaceX, en esta ocasión hasta noviembre, que será cuando se emitirá el fallo. Y pone un nuevo palo en la rueda de cara a conseguir que la primera misión tripulada del programa Artemisa pueda posarse sobre la Luna antes de que termine 2024. Aunque eso cada vez importa menos porque, por ejemplo, la OIG decía hace poco que los trajes espaciales del programa no estarán listos antes de 2025. Como pronto.

Pero, sobre todo, crea un mal rollo considerable entre Blue Origin y el gobierno de los Estados Unidos. Que habrá que ver cómo influye ya no sólo en futuras adjudicaciones del programa Artemisa, en el que Blue Origin se estaba postulando fuerte para una posible adjudicación de un segundo aterrizador, sino en adjudicaciones de lanzamientos cuando esté listo el New Glenn, el cohete orbital de la empresa.

Bezos sabrá. O no.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD