Por @Wicho — 14 de Noviembre de 2022

Capstone con sus paneles solares desplegados en órbita alrededor de la Luna, que ocupa los dos tercios derechos del fondo de la imagen; el resto del fondo deja intuir la luz del Sol asomándose por la izquierda del cuadro
Impresión artística de CAPSTONE en órbita alrededor de la Luna – NASA

Tras un accidentado viaje en el que se perdieron las comunicaciones con ella y luego quedó dando tumbos tras una maniobra de corrección de trayectoria, la misión CAPSTONE de la NASA por fin está en órbita alrededor de la Luna. Aunque aún le quedan un par de pequeñas correcciones de trayectoria esta semana que esperemos que no causen problemas.

CAPSTONE, de Cislunar Autonomous Positioning System Technology Operations and Navigation Experiment, Experimento de operaciones y navegación de tecnología del sistema de posicionamiento autónomo cislunar en español, es un satélite de 25 kilos de peso que tiene como objetivo demostrar la estabilidad de la órbita NRHO, de Near-rectilinear halo orbit, Órbita de halo casi rectilínea en español, y el funcionamiento de un sistema de navegación capaz de mantenerla.

Una persona trabajando en CAPSTONE antes de su lanzamiento
CAPSTONE sin sus paneles solares durante los preparativos para su lanzamiento – NanoSpacecrafts

Esta órbita es de especial interés para la NASA porque es la órbita que, si se mantienen los planes actuales, ocupará la estación lugar Gateway desde la que operarán las misiones a la superficie de la Luna del programa Artemisa a partir de Artemisa IV. Se supone que es una órbita muy estable en cuanto a la generación de electricidad a partir de paneles solares y en cuanto a la temperatura a la que estará la nave. Además, cuesta muy poco combustible mantenerla porque son prácticamente la gravedad de la Luna y la de la Tierra las que hacen todo el trabajo.

Pero como del dicho al hecho hay un trecho y tal, la agencia quiere comprobar que en efecto se cumplen estas condiciones no sólo en papel; de ahí lo de lanzar Capstone antes de empezar a lanzar elementos de la estación Gateway.

Así, CAPSTONE sobrevolará la Luna a una distancia mínima de unos 3.000 kilómetros sobre su polo norte y a un máximo de unos 70.000 del polo sur.

La misión no tiene una cuenta propia en Twitter, pero se pueden seguir sus novedades en @NASA_Technology.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


AIMC 2022

Encuesta AIMC a usuarios de Internet