Por @Wicho — 5 de Septiembre de 2022

Foto de la EEI con la Tierra al fondo en la que se ven los módulos Nauka y Prichal con la Soyuz MS-21 acoplada a este; se ve también el Brazo robot europeo entre los paneles solares de Nauka, y en primer plano, parte del módulo Rassvet. En la Tierra, se reconoce Italia
El brazo robot europeo entre los paneles solares del módulo Nauka – Roscosmos/Sergey Korsakov

Este pasado viernes Oleg Artemyev y Denis Matveev volvieron a salir al exterior de la Estación Espacial Internacional. Su objetivo era poder completar las tareas que quedaron pendientes del paseo espacial que hubo que abortar el día 17 de agosto por un fallo en la batería del traje de Artemyev.

Denominado VKD-54a para dejar claro que era una continuación del cancelado, que se denominaba VKD-54, tuvo una duración de 7 horas, 48 minutos y 11 segundos. Su objeto principal era continuar con la puesta en marcha del Brazo robot europeo (ERA) del segmento ruso de la Estación. En esta ocasión los dos cosmonautas pudieron completar todas las tareas pendientes e incluso adelantar alguna.

Las dos principales fueron cambiar el panel de control del brazo a una ubicación nueva –a diferencia del Canadarm2 del segmento estadounidense, ERA tiene un panel de control que permite manejarlo desde el exterior de la Estación– y comprobar su correcto funcionamiento en ella; y aflojar los bloqueos de lanzamiento de los «dedos» de las «manos» que hay a ambos extremos del brazo y que le permiten agarrar cosas.

Los dos cosmonautas en pleno trabajo durante su paseo espacial; Artemyev está a la izquierda y Matveev, cabeza abajo, a la derecha; al fondo se ven los paneles solares de Nauka
Artemyev, con el traje Orlán con bandas rojas, y Matveev, con el de bandas azules, durante el paseo espacial – Roscosmos/Sergey Korsakov

Pero también tuvieron tiempo para cambiar el cristal protector de un par de cámaras y extender una nueva pértiga Strela entre los módulos Zarya y Poisk. La pértiga puede ser usada durante los paseos espaciales tanto para moverse a lo largo de ella como para alcanzar un punto determinado de la Estación con una persona en el extremo de la pértiga y otra moviéndola desde su base.

Fue el octavo paseo espacial dedicado a la puesta en marcha del Brazo robot europeo; el primero tuvo lugar en abril de 2021. Para Artemyev fue su octavo paseo espacial; para Matveev el cuarto.

VKD-55, el siguiente paseo espacial en el segmento ruso, será la primera prueba de fuego para el Brazo robot europeo: será utilizado para trasladar un radiador que lleva almacenado en el exterior del módulo Poisk desde 2010 al módulo Nauka. Una vez terminado de conectar y activado, lo que no sucederá hasta el VKD-57, dará mayor capacidad de disipar calor al módulo Nauka, lo que a su vez le permitirá tener más cacharrada en general activa en su interior.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC