Por @Wicho — 14 de Junio de 2022

Un prototipo de Starship en la plataforma de lanzamiento – SpaceX
Un prototipo de Starship en la plataforma de lanzamiento – SpaceX

Con varios meses de retraso –iba a estar listo a finales de enero– la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) ha publicado su estudio sobre la solicitud de SpaceX para hacer lanzamientos orbitales del cohete Starship desde sus instalaciones en Boca Chica, Texas, más conocidas como Starbase. El resumen es que se lo ha dado, aunque con numerosas estipulaciones.

El informe completo –es bastante tocho– está disponible en SpaceX Starship Super Heavy Project at the Boca Chica Launch Site. Pero hay un par de resúmenes ejecutivos en español.

Para llegar a este punto, SpaceX ha tenido que renunciar a algunas cosas que pretendía instalar, como por ejemplo una planta de gas natural. Además, como decía, la FAA le exige que lleve a cabo más de 75 acciones para reducir el impacto medioambiental de los lanzamientos. Están dirigidas a proteger los recursos hídricos de la zona, limitar los niveles de ruido, y mantener un estricto control de los materiales que supongan un riesgo biológico, entre otras cosas.

Sólo entonces podrá SpaceX solicitar un permiso para el primer lanzamiento orbital de un Starship. Que le podrá ser concedido, o no.

Esto es una victoria para la empresa, que ya estaba considerando la posibilidad de tener que lanzar el Starship desde el Centro Kennedy. Al menos según Elon Musk –así que hay que tomarse la afirmación con algo de precaución– tenían permiso para ello. Pero lo cierto es que la NASA se estaba poniendo algo nerviosa con el tema: la idea de SpaceX era lanzarlo desde la plataforma 39A, la misma que usa para lanzar tripulaciones a la Estación Espacial Internacional. Y a la agencia no le hacía gracia que pudiera resultar dañada. De hecho le ha propuesto a SpaceX que prepare el Complejo de Lanzamiento 40 para misiones tripuladas por si acaso. Así que está por ver cuándo la empresa podrá lanzar un Starship desde Florida, diga lo que diga Musk.

Pero en cualquier caso habrá que ver si alguna persona o entidad interponen alguna denuncia ante la resolución de la FAA, que yo creo que sí. Y si, de hacerlo, incluyen la demanda de una suspensión cautelar de las obras y operaciones mientras se resuelve. También le queda un asunto que resolver con Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos.

Así que cada vez me tiene menos pinta de que vayamos a ver un vuelo orbital del Starship antes de que termine 2023, diga lo que diga Musk.

SpaceX está en Twitter como @SpaceX; la FAA es @FAANews.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro