Por @Wicho — 16 de Abril de 2022

El SLS en la plataforma de lanzamiento – NASA
El SLS en la plataforma de lanzamiento – NASA

Una fuga de hidrógeno líquido entre la plataforma de lanzamiento móvil y el cohete SLS de la NASA obligó a parar el tercer intento de carga de propelentes en el cohete. La NASA busca fecha para volver a intentarlo de nuevo pero no será antes del 21 de abril.

Según fue contando la agencia en Twitter el hidrógeno es muy «cabroncete» y es capaz de colarse por sitios por los que otras moléculas no cabrían. Complica el asunto además que es la primera vez que se prueban a temperaturas criogénicas los sistemas de tierra conectados a la plataforma de lanzamiento y la plataforma a su vez al cohete. Y con el hidrógeno a -253 ºC y el oxígeno a -183 ºC las conducciones y las válvulas se enfrían y contraen, con lo que no es raro que aparezcan fugas que a temperatura ambiente no existen.

De hecho Wayne Hale, un veterano de la NASA de los tiempos de los transbordadores espaciales, recordaba que en el verano de 1990, tras 35 lanzamientos exitosos, aún se encontraban con fugas de hidrógeno. Así que no es raro que suceda al principio, aunque no es satisfactorio.

La fuga de hidrógeno, de todos modos, no fue el único problema con el que se encontró ester tercer intento de carga de propelentes en el SLS. Primero hubo un corte en el suministro de nitrógeno gaseoso a la plataforma 39B, que se usa para asegurarse de que hay una atmósfera inerte en el interior de los depósitos del cohete; luego hubo un problema con la temperatura del oxígeno líquido; y después un aumento excesivo de presión en las conducciones cuando intentaron empezar a cargar hidrógeno en la primera etapa principal.

Así que la NASA tiene que ver cómo sigue adelante. De hecho este tercer intento de carga de propelentes ya había sido modificado sobre el plan original y no incluía la carga de propelentes en la segunda etapa a causa de una segunda válvula atascada distinta a la que obligó a detener en segundo intento. Es una válvula que tiene acceso complicado –sino imposible– mientras el cohete está en la plataforma pero que es fácil y rápidamente cambiable con el cohete en el Edificio de Ensamblado de Vehículos.

EL objetivo de todo esto es hacer un primer lanzamiento del SLS con una cápsula tripulada Orión en la misión Artemisa 1, aunque la cápsula irá vacía en esta primera ocasión; de hecho tan siquiera tendrá montados los sistemas de soporte vital.

No será sino hasta la misión Artemisa 2 cuando una Orión despegue con astronautas a bordo. Eso ahora mismo está previsto para mayo de 2024. Será una misión que circunvale la Luna. Y habrá que esperar a Artemisa 3 para que la NASA intente un nuevo aterrizaje en la Luna, aunque no antes de 2025.

Por supuesto las fechas de Artemisa 2 y Artemisa 3 dependen mucho del lanzamiento y un desarrollo correcto de Artemisa 1, que tras años y años de retraso ahora mismo está programada para junio de 2022, aunque los problemas con la carga están empezando a hacer parecer dudosa esa fecha.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma