Por @Wicho — 19 de Marzo de 2021

Pues por fin Boeing y la NASA han conseguido que el núcleo central del cohete SLS pase su prueba de encendido. 499,6 segundos de encendido de sus cuatro motores Aerojet Rocketdyne RS-25 así lo atestiguan. Eso son algo más de ocho minutos, que será lo que tarde un SLS en entrar en órbita cuando se produzca un lanzamiento real.

Aparte de los motores la prueba de encendido ha servido también para comprobar el correcto funcionamiento de los tres ordenadores de a bordo, 50 unidades de aviónica, los sistema de navegación, los sistemas de control, 500 sensores, los casi 30 kilómetros de cable que interconectan todo a bordo, y el sistema de combustible.

Algunas de las imágenes más espectaculares fueron la de las toberas de los motores moviéndose. Aunque hay que tener en cuenta que durante la prueba fueron movidas mucho más rápido de lo que se prevé que jamás tengan que ser movidas en un vuelo real. A falta de superficies de control aerodinámicas su orientación es la que dirige la trayectoria del cohete.

Queda revisar todos los datos recogidos pero todo indica que en esta ocasión todo ha funcionado como debía, a diferencia de la primera vez que se intentó esta prueba; en aquella ocasión unos parámetros demasiado conservadores provocaron una apagado de los motores a los 67 segundos de haber sido encendidos y por ende la cancelación de la prueba.

Ahora este núcleo central será revisado y puesto de nuevo a punto para su lanzamiento y luego será enviado al Centro Espacial Kennedy, a dónde debería llegar a finales de abril. Allí le esperan ya los propulsores laterales que se usarán en su primer lanzamiento, que será el de la misión Artemisa 1.

Impresión artística de un SLS despegando – NASA
Impresión artística de un SLS despegando – NASA

Artemisa 1 será una misión no tripulada que, si todo va bien, pondrá una cápsula Orión en órbita alrededor de la Luna durante seis días de un total de unas tres semanas que va a durar la misión. Será el preámbulo necesario de la misión Artemisa 2, que de nuevo pondrá una Orión en órbita alrededor de la Luna, aunque en este caso ya tripulada.

Los planes de la NASA, y tras múltiples retrasos, pasaban hasta no hace mucho por lanzar Artemisa 1 en noviembre de 2021, pero con el retraso causado por el fallo de la primera prueba de encendido es bastante poco probable que el lanzamiento pueda llevarse a cabo antes de que acabe 2021; todo indica que más bien se irá a principios de 2022. Artemisa 2, por su parte, apunta a 2023, aunque esa fecha depende, y mucho, de cómo vayan las cosas con Artemisa 1.

Esto a su vez hace que aquel compromiso de la administración Trump de poner una misión tripulada –Artemisa 3– sobre la superficie de la Luna antes de que terminara 2024 sea cada vez más complicado de cumplir. Aunque en esta casa desde el momento en el que la fecha fue anunciada fuimos absolutamente escépticos con ella; hay que recordar que no sólo el SLS y la Orión tienen que estar listos sino que aún faltan cosas tan fundamentales como un aterrizador para bajar y subir de la Luna y los trajes que permitirán el paseo sobre su superficie.

El SLS tiene su propia cuenta de Twitter, @NASA_SLS.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD