Por @Wicho — 10 de Junio de 2020

Impresión artística de los dos primeros módulos de la estación – NASA
Impresión artística de los dos primeros módulos de la estación. El habitable es el cilíndrico de la izquierda – NASA

La NASA ha cerrado por fin el contrato para la construcción del módulo habitable de la futura estación lunar Gateway. Conocido como habitation and logistics outpost (HALO, puesto de avanzada de alojamiento y logística) será el que ocupen las tripulaciones del programa Artemisa durante sus misiones.

Tendrá el tamaño de un pequeño apartamento, aunque los detalles están aún por decidir. De hecho el contrato por ahora da a Northrop Grumman (NG) 187 millones de dólares, unos 165 millones de euros, para que de aquí a finales de 2020 se haga una primera revisión de su diseño. Una vez establecido el diseño el contrato contempla iniciar la construcción del módulo, aunque algunos elementos cuya construcción lleva más tiempo los puede ir encargando ya. Será un contrato en el que la agencia irá pagando la construcción según lo que vaya costando.

El HALO estará acoplado al Power and Propulsion Element (PPE), Elemento de Potencia y Propulsión, que está construyendo Maxar. El PPE se encargará generar energía eléctrica para la estación con sus paneles solares y servirle de motor, para lo que usará propulsores eléctricos de efecto Hall. También dará servicios de comunicaciones.

La estación lunar Gateway recibirá sus suministros mediante las cápsulas de carga Dragon XL que construirá y lanzara SpaceX.

Aunque en principio la NASA contaba con lanzar HALO y el PPE en dos cohetes distintos y ensamblarlos en órbita lunar ahora ha cambiado de planes y lo hará en un sólo lanzamiento. Esto, según la agencia, minimiza los riesgos al evitar un ensamblado en el espacio. La idea es lanzarlos a finales de 2023.

Pero me apuesto una buena cantidad de gallifantes a que ese lanzamiento se retrasará: estamos hablando de poco más de tres años para cerrar los diseños, construir los módulos, y prepararlos para su lanzamiento. Y, por poner esto en contexto, hace casi un año que la NASA anunciaba que ajudicaba de forma directa a Northrop Grumman la construcción del módulo HALO para ir ganando tiempo. Hace. Casi. Un. Año.

Por eso los planes más recientes de la NASA para poner una tripulación sobre la superficie de la Luna antes de que termine 2024 no necesitan la estación lunar Gateway. En su lugar contemplan el acoplamiento en órbita de una cápsula Orión con un aterrizador que llevará a la tripulación de la Artemisa 4 a la superficie de la Luna. Aterrizador que, por supuesto, tampoco está construido todavía.

Pero como vengo diciendo desde que anunciaron lo de 2024 me apuesto otra buena cantidad de gallifantes a que tampoco se cumplirá esa fecha.


Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Astrophysics for People in a Hurry

EUR 9,99

Comprar


Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros

EUR 11,87

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección