Por @Wicho — 1 de Febrero de 2022

Otra buena noticia desde los alrededores del punto de Lagrange L2 del sistema Sol–Tierra: todos los instrumentos del telescopio espacial James Webb están ya encendidos y responden adecuadamente y como se espera.

El Webb monta cuatro instrumentos. Los instrumentos propiamente dichos están montados en un módulo que está instalado en la parte posterior de la torre de instrumentos que también contiene los espejos terciario y de estabilización. Su electrónica está un poco más abajo en la torre y los sistemas de gestión de datos y comunicaciones están en la parte inferior del Webb. Al conjunto se le denomina Integrated Science Instrument Module (Módulo integrado de instrumentos científicos, ISIM):

Componentes del ISIM – NASA
Componentes del ISIM – NASA

Los cuatro instrumentos son:

  • El Instrumento para el Infrarrojo Medio (MIRI), que observará objetos fríos y lejanos en el infrarrojo medio y permitirá hacer un mapa espectroscópico del universo que permitirá ver qué elementos hay por ahí. Es un desarrollo conjunto de la ESA y la NASA.
  • La Cámara para el Infrarrojo Cercano (NirCAM), que permitirá ver los objetos más lejanos nunca observados en el infrarrojo cercano. Esto incluye la luz de las primeras estrellas y galaxias. Juega también un papel fundamental en la alineación del telescopio. Su desarrollo fue liderado por la NASA.
  • La Cámara para el Infrarrojo Cercano y Espectrógrafo sin Rendija (NIRISS), que permitirá estudiar la temperatura. masa y composición química de los objetos que observe el telescopio. También permitirá averiguar qué moléculas hay presentes en las atmósferas de exoplanetas. Este instrumento también incluye el Sensor de Guiado Fino (FGS), que se encarga de apuntar con precisión el telescopio. La Agencia Espacial Canadiense (CSA) fue la encargada de su desarrollo.
  • El Espectrógrafo para el Infrarrojo Cercano (NIRSpec), que permitirá medir la temperatura, masa y composición química de los objetos que observe el Webb en esta banda. También contribuirá al mapa espectroscópico del universo; de hecho es capaz de captar el espectro de hasta 200 objetos simultáneamente. Es un desarrollo de la ESA.

Están diseñados, igual que el resto del telescopio, para trabajar en el infrarrojo. Esto es así porque las señales que nos llegan de los primeros tiempos del universo, que son algunas de las cosas que queremos explorar con el Webb, son muy débiles ya. Y por ello es necesario no sólo que el Webb observe en el infrarrojo sino que lo haga a temperaturas muy frías; de ahí que vaya a trabajar a -236ºC, aunque MIRI necesita aún más frío y por eso lleva un enfriador extra que lo llevará hasta los −266,15 °C.

Se pueden cotillear sus temperaturas –y las del resto de los componentes principales del telescopio– en la web de seguimiento del estado del Webb (guiño guiño codazo codazo), Where is Webb? Allí se puede ver que más o menos aún andan por unos relativamente cálidos -175 ºC de media, bastante menos fríos que el resto del lado frío del telescopio.

Esto es así porque hasta ahora los cuatro instrumentos habían mantenido encendidos unos calentadores. Su cometido es evitar que se produzca ningún tipo de condensación de humedad en sus ópticas durante las fases iniciales del proceso de enfriado y facilitar que cualquier posible resto de atmósfera termine por evaporarse al espacio. Serán apagados en cuanto los datos que llegan del telescopio indiquen que ya se dan las condiciones necesarias.

En cuanto el NirCAM esté a su temperatura de trabajo será cuando puedan empezar a alinearse los espejos del telescopio, un proceso en el que se irán tomando imágenes de la estrella HD 84406, una estrella similar al Sol pero situada en la Osa Mayor a 242 años luz de nosotros. Al principio habrá 18 imágenes de la estrella, una por cada espejo de los que forman el espejo principal; pero poco a poco se irán ajustando sus posiciones para producir una sola imagen.

Luego vendrá el proceso de calibración de los instrumentos. Y como a mediados de año el Webb empezará a «acer la cencia».

Aparte de en su web de seguimiento hay bastante información del estado del Webb en la cuenta de Twitter @NASAWebb, gestionada por la NASA, y en @ESA_Webb gestionada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro