Por @Wicho — 3 de Junio de 2020

Una de las cosas que más nos gusta a quienes sufrimos de espaciotrastorno es ver los aterrizajes de las primeras etapas de los cohetes de SpaceX. Pero a menudo la transmisión se corta justo cuando están a punto de aterrizar en el Of Course I Still Love You o en el Just Read The Instructions. Sin embargo esto no pasa cuando los aterrizajes son en tierra.

Esto es debido a que cuando por el perfil del lanzamiento es necesario utilizar alguno de los espaciopuertos flotantes su posición es a cientos de kilómetros de la costa. Y ahí no hay cobertura de prácticamente nada. Y desde luego de nada que permita retransmitir vídeo en tiempo real.

Así que la única opción es enviar esa señal a un satélite que a su vez la retransmite a una estación en tierra desde dónde se distribuye a todo el mundo. El problema es que esa transmisión tiene que ser hecha mediante un haz de ondas estrecho para que llegue con la potencia suficiente al satélite. Y eso a su vez implica que hay que apuntar muy bien con ese haz para acertar con la antena.

Sólo que cuando el cohete está a punto de aterrizar causa vibraciones que a menudo hacen que se pierda el enlace y por eso nos quedamos sin verlo en directo. Es un poco como si estás intentando apuntar con una escopeta de balines en una feria y alguien se dedica a sacudir tu brazo. Cuando el cohete se ha posado y apagado los motores, sin embargo, las vibraciones cesan, y por eso la señal vuelve a llegar al satélite. Con los aterrizajes en tierra no hay vibraciones que valgan, claro. Y la transmisión no depende, además de un enlace vía satélite.

Esto no quiere decir que esas imágenes se hayan perdido para siempre como lágrimas en la lluvia pues aunque no haya conexión con el satélite las cámaras de a bordo siguen grabando; por eso más tarde SpaceX termina publicándolas.

Una solución podría ser poner otra embarcación cerca del Of Course I Still Love You o del Just Read The Instructions desde la que hacer la retransmisión de esos primeros planos del aterrizaje. Pero económicamente no tiene mucho sentido. Por eso parece poco probable que la cosa vaya a mejorar en el futuro.

Pero bueno, tampoco nos podemos quejar de los momentazos que nos dan esas primeras etapas volviendo del espacio como quien no quiere la cosa las veamos o no en riguroso directo.

(Vídeo vía Alejandro M. P.).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


La criptografía

EUR 11,40 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Hidden Life of Trees: What They Feel, How They Communicate

EUR 14,99

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección