Por @Wicho — 25 de Marzo de 2021

Un Photon en primer plano y un Electrón
Un Photon en primer plano frente a a la segunda etapa de un Electrón - RocketLab

Hace un par de días Rocket Lab lanzó su cohete Electrón número 19. A bordo iban seis satélites para varios clientes. Todos fueron colocados en órbita sin problema. Pero la carga útil más interesante de este lanzamiento era quizás la propia tercera etapa del cohete, que tras colocar sus pasajeros en sus órbitas se convirtió a su vez en un satélite que funcionará como demostrador tecnológico para su primera misión a la Luna con la NASA.

Uno de los servicios que ofrece Rocket Lab es la plataforma Photon para satélites artificiales. Básicamente es la tercera etapa del Electrón a la que se le añade lo que la empresa llama «la maleta». En ella van, básicamente, un sistema muy preciso de control de actitud para colocar el satélite en la orientación necesaria, la electrónica para la gestión del suministro eléctrico, y un sistema de comunicaciones con las estaciones en Tierra; usa los motores de la tercera etapa para maniobrar.

Photon con unas personas para ver mejor su tamaño – Rocket Lab
Photon con unas personas para ver su tamaño – Rocket Lab

La «maleta» – Rocket Lab
La «maleta». Los dos objetos cónicos de la parte superior no son motores sino seguidores de estrellas que se usan para orientar la nave – Rocket Lab

Hasta la fecha habían lanzado dos. Uno, bautizado Pathfinder, fue la unidad de demostración de la plataforma. El otro, bautizado First Light, montaba una cámara de baja resolución con la que la empresa obtuvo imágenes de la Tierra desde el espacio.

Pero en este lanzamiento probaron una versión mejorada del Photon que será la que sirva como base para la misión CAPSTONE de la NASA, cuyo lanzamiento está previsto más adelante este año. Según la empresa Pathstone, que es como ha sido bautizado, «demostrará una nueva versión de la aviónica, software, radio, sensores, actuadores, paneles solares personalizados y mucho más. Con ruedas de reacción de fabricación propia y un sistema de control representativo de lo que utilizaremos para CAPSTONE, Pathstone demostrará la precisión de apuntamiento necesaria para los múltiples encendidos de los motores Hyper Curie necesarios para esta misión. La nueva radio de Pathstone también mostrará cómo nos comunicaremos con la nave espacial a distancias lunares.»

CAPSTONE, de Cislunar Autonomous Positioning System Technology Operations and Navigation Experiment, Experimento autónomo cislunar de Experimento autónomo de tecnología de operaciones y navegación cislunar (¡uf!) tiene como objetivo colocar un pequeño satélite en una órbita similar a la que ocupará la futura estación orbital lunar. La idea es validar los sistemas de orientación y navegación que serán necesarios para ella.

Pero Rocket Lab no apunta sólo a la Luna con la versión mejorada de Photon; su objetivo es lanzar una misión a Venus en 2023. Y a tenor de la trayectoria de la empresa hasta ahora yo no apostaría en contra.

La empresa está en Twitter como @RocketLab. Peter Beck, su director, es @Peter_J_Beck.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD