Por @Alvy — 14 de Noviembre de 2018

El mayor problema que Samy Kamkar (hacker y especialista en seguridad) ve a las películas de hackers es que suelen emplear interfaces visuales muy llamativas pero poco realistas (¡es cine! dirán muchos, no sin razón). En casi todas hay gráficos en 3D, animaciones y cosas así, que son todo lo contrario de la clásica «pantalla de terminal» en la que se teclean comandos y ve información al programar y hackear. ¿Por qué? Simplemente porque el teclado y el terminal son la forma más eficiente de hacer ese trabajo.

En total Wired ha recopilado unas 26 escenas en esta vídeo-entrevista. Están desde la mítica Hackers (1995) (poco realista) a Swordfish (lo mismo) o The Italian Job (muy realista). Naturalmente Juegos de guerra (1983) aprueba con sobresaliente, aunque como bien explica tiene más de phreaking (hacking telefónico) que de otras técnicas, aunque se utiliza hasta la ingeniería social varias veces. De la misma época (y razonablemente realista) es La Red (1995) con Sandra Bullock.

Mr. Robot es una de las series que mejor representa las técnicas de hacking moderno. Y naturalmente no podía faltar The Matrix, donde se ve un terminal Unix aunque con algunas «herramientas imaginarias» y capacidades un tanto increíbles (como apagar la red eléctrica de toda la ciudad con unos pocos clics).

Finalmente tampoco podía faltar Sneakers (1992) donde el phreaking que hacen es bastante realista –en los albores de la Internet pública– de aquel momento. Sabemos que tiene guiños a todas las técnicas clásicas, incluyendo una al Captain Crunch y para mi es una de las que mejor ilustra las diversas técnicas digamos «tradicionales».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear