Por @Alvy — 11 de Julio de 2018

En el Disneyland de Shanghái tienen esta atracción que es una montaña rusa temática ambientada en el universo de las películas TRON con el look de TRON: Legacy. El sueño de la infancia de muchos, vamos.

La elección de la versión más moderna de TRON tiene sentido porque aunque en ambas películas (1982 y 2010) las famosas motos de luz están generadas por ordenador las de la primera encarnación eran «pixeladas y de colores demasiado planos» mientras que las más recientes tienen un aspecto más «suave y de materiales realistas» – así que se ven mucho más auténticas.

Ya solo el aspecto del exterior del parque de atracciones es impresionante; por dentro todo son luces perfectamente diseñadas junto con la banda sonora de la película. Están también los clásicos vídeos explicativos (para amenizar las colas de espera) antes de llegar a la zona de embarque – donde hasta los operarios van disfrazado al estilo cibermundo.

El viaje en sí es el de una montaña rusa más o menos convencional, con un principio que arranca en el exterior de la instalación y luego una entrada por un túnel al interior, donde la sensación y ambientación es mucho más apropiada. En las paredes hay gigantescas pantallas con animaciones y efectos visuales, por si la emoción del traqueteo fuera poca. El viaje en sí dura unos dos minutos y medio, aunque lo mas cañero eliminando arranque y parada son unos 90 segundos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear