Por @Alvy — 28 de Abril de 2019

Este curioso invento se llama Máquina de Canicas X y tal y como cuentan en el canal de Wintergatan, combina «música, ingeniería e innovación». Pero sobre todo resulta hipnotizante y a la vez un tanto intrigante, al tiempo que transmite calma y sosiego. Basta mirarla un rato para quitarse el estrés: es como una caja de música pero a lo bestia.

Trabajar en el nuevo proyecto (no es el primero de este tipo) no ha sido baladí: tuvieron que esperar cinco meses a que llegara la cadena principal desde Japón, calcular el tamaño exacto de los pistones con precisión milimétrica y hacer que todas las poleas y ruedas dentadas reductoras encajaban para funcionar a la velocidad adecuada.

Además de la parte mecánica y de ingeniería, Martin Molin –el líder del proyecto– compuso la música que se oye cuando comienza a funcionar, lo cual incluye diversos instrumentos como la caja de ritmos, xilófono, cuerdas de piano y demás.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear