Por @Wicho — 13 de Febrero de 2020

Boeing 737NG en construcción en la planta de Renton - Boeing
Boeing 737NG en construcción en la planta de Renton - Boeing

Según cuenta Reuters en Boeing scores no January orders for first time since 1962 el fabricante estadounidense no ha vendido ni un sólo avión en enero de 2020. Dicen que aunque enero suele ser un mes flojo es la primera vez que le sucede eso de no vender un sólo avión en ese mes desde 1962. En enero de 2019, sin ir más lejos, vendió 45 aviones; en 2018 vendió 24; en 2017 fueron 17; y en 2016 fueron 30.

De hecho es el segundo mes desde que en marzo de 2019 toda la flota mundial de Boeing 737 MAX quedó en tierra que no venden ningún avión: les sucedió lo mismo en mayo de 2019.

Cero pedidos para Boeing en enero de 2020
Cero pedidos para Boeing en enero de 2020 – Vía la página de pedidos y entregas de Boeing

La noticia es curiosa pero dista de ser lo más preocupante a lo que se enfrenta Boeing hoy en día; no es difícil encontrar meses en el historial de ventas de Boeing con totales de un sólo dígito y otros con ventas de tres dígitos.

Su problema inmediato es volver a poner en servicio el 737 MAX y solventar la enorme crisis de reputación y económica que ha supuesto, está suponiendo, y supondrá en el futuro. Pero visto lo que ha sucedido con la cápsula espacial Starliner, plagada también de problemas de software, o con el KC146, el avión nodriza que están desarrollando para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, lo que necesita Boeing desesperadamente es volver a ser una empresa que hace una ingeniería seria. Y recuperar esa cultura puede ser muy complicado y quizás la junta directiva actual no sea la más adecuada. A fin de cuentas es la misma que «supervisó» el desarrollo del MAX.

Luego está el asunto de qué va a hacer para sustituir al 737. Porque exprimir más el diseño original del 737 parece más que complicado, pues ñapa sobre ñapa han llevado –ya sé que estoy simplificando– a la crisis del MAX. Y el segmento de mercado en el que está el 737 es el que más ventas genera a la compañía, con una cartera de pedidos en estos momentos de 4.395 ejemplares pendientes de entregar. Sumando los pedidos pendientes de entrega de 747, 767, 777 y 787 sólo llegan a las 998 unidades. Y por mucho que se vendan más caros por unidad no representan tanto dinero. Además a estas alturas la inmensa mayoría de los aviones que Boeing va a vender de esos modelos ya están encargados.

Por otro lado tampoco tiene muy claro qué va a hacer en el segmento de mercado entre el 737 y el 777X y el 787, el que antes ocupaba el 757, que dejó de fabricar en 2004. Lleva un tiempo hablándose de un posible Boeing 797 que caería por ahí, pero lo cierto es que la cosa no avanza mucho. Y además el nuevo presidente de la compañía ha dicho que hay que repensar ese avión. Pero mientras tanto, Airbus ya tiene en el mercado el A321LR y pronto el A321XLR, que tiene las patas aún más largas.

La cuestión es cuanto tiempo puede permitirse Boeing antes de tomar esas decisiones.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD