Por @Alvy — 14 de Noviembre de 2020

Considerada una de las maravillas del cine de animación de todos los tiempos, lo que la mayor parte de la gente recuerda de Akira (1988) de Katsuhiro Otomo, es la famosa secuencia de las motos de los pandilleros en las calles del Neotokio post-nuclear. En el canal Certain Starting Places también son muy fans de la película, y realizaron una meticulosa disección de los cuatro minutos de esa secuencia, fotograma a fotograma, explicando todas las técnicas de animación utilizadas. «Animación a lo difícil», lo han llamado. Y con toda la razón.

El análisis son ni más ni menos que 40 minutos para poco más de 4 minutos de secuencia (3:20 según el reloj), literalmente fotograma a fotograma. El vídeo divide la secuencia en 85 «escenas» cada una de las cuales corresponde a un fragmento de animación; algunas luego se cortan e intercalan en el montaje final, aunque son las menos. Una marca de tiempo arriba a la derecha indica el fotograma exacto; durante la narración se recorre cada secuencia varias veces, para explicar diferentes detalles.

La descripción de esta pequeña obra de arte dentro de otra obra de arte incluye comentarios artísticos, pero sobre todo técnicos: la dificultad de los dibujos, los estilos de los personajes, objetos y fondos, curiosidades como las sombras y el tratamiento de la luz… Se explica por qué a veces se utiliza la animación «de a dos» en vez de la «de a uno» para reducir a la mitad el número de fotogramas que hay que dibujar, cómo funcionan el parallax (paralelaje) y la cámara multiplano o por qué ciertos planos son muy difíciles de recrear en animación, como ciertos ángulos o los personajes acercándose a la cámara.

Entre los detalles más interesantes están ciertos efectos visuales como las «explosiones en blanco» para destacar que algo invisible ha sucedido, o hacer transparentes las motos durante un par de fotogramas para que el cerebro no vea –sino que simplemente intuya– lo que ha sucedido cuando se han cruzado. Naturalmente, al revisar fotograma a fotograma también se revelan los errores: colores incorrectos u objetos que desaparecen misteriosamente de un fotograma al siguiente.

También llama la atención sobre los detalles más costosos –el tiempo de trabajo aquí es mucho dinero– como son las piedras, farolas, reflejos y sus sombras, que es algo que marca toda una diferencia de unas películas a otras. La lista de animadores de Akira es –para su época– tan increíblemente larga que involucra a cientos de personas y decenas de estudios que apoyaron en la superproducción, todo eso sin contar con el resto del equipo artístico para crear la historia y el distópico entorno.

Una de las conclusiones es que la secuencia de las motos incluye una cantidad ingente de información para los espectadores en tan sólo cuatro minutos, más de la que probablemente puede procesar nuestra mente consciente, pero que indefectiblemente queda ahí plasmado como poso. Es lo que marca la diferencia con otras escenas y otras películas y lo que deja esa sensación de ¡wow! nada más experimentarla.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Frankenstein o el moderno Prometeo

EUR 0,47

Comprar


La guerra de los mundos

EUR 0,47 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección