Por @Alvy — 23 de Octubre de 2022

Aunque la idea es buena, el resultado no lo parece tanto. Se trata de unos brazos robóticos equipados con visión artificial capaces de doblar camisetas de forma autónoma. La máquina echa un vistazo con sus poderosos rayos láser (halos de luz roja incluida) y entonces recoloca la prenda, una y otra vez, hasta que la dobla correctamente.

Lo malo es que muy rápido no es: necesita dos minutos para doblar una camiseta. Y encima sólo lo hace bien el 93% de las veces. Mala señal es ya que el vídeo tenga que estar acelerado ×3. Tardo yo menos con mi doblador de camisetas, por no decir que a mano si eres hábil te lo ventilas en dos segundos.

La forma en que el robot funciona es quizá lo más interesante: lo entrenaron con aprendizaje profundo para ejecutar movimientos respecto a 4.300 situaciones posibles –y diversas prendas, supongo–, en versiones tanto supervisadas por humanos como sin supervisión. De este modo sabe qué hacer para deshacer cada pequeño doblez, aunque tarda un poco en ello y no siempre queda perfecto (por lo que hay que hacer otras operaciones).

¿Lo peor? Dicen en NPR, que es donde lo vi, que ese brazo robótico cuesta 58.000 dólares y así no vamos a ningún lado, claro; por ese precio te compras 200 roombas. Podrías contratar a un mayordomo humano y tenerlo disponible full-time para la tarea, y le sobraría tiempo.

En resumen: bien por el intento pero todavía le queda mucho camino por recorrer. En fin, esperemos que dentro de unos años pueda simplificarse, funcionar más rápido y engrosar nuestra lista soñada de «robots realmente útiles en casa».

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


AIMC 2022

Encuesta AIMC a usuarios de Internet