Por @Alvy — 4 de Mayo de 2022

Si de pequeños alucinabas con los gigantescos brutos mecánicos del Doctor Infierno y jugabas a hacer volar a mano el Jet Scrander para recoger a Mazinger Z y acabar con sus mortíferos enemigos a base de rayos láser y «fuego de pecho» estás de suerte: en el siempre educativo canal de Meatball Studios el artista Álvaro Gracia Montoya ha recopilado los mechas (mekas) o robots tripulados más grandes de la ficción para compararlos a «tamaño real» y que podamos hacernos una idea de su grandeza.

La verdad, yo esto de los mechas (pronunciado «mekas») lo tengo tan oxidado como el propio Mazinger Z, aunque hace unos años pude revivirlo a gusto en la sala de cine (¡snif!) con Mazinger Z Infinity. Pero más allá de los mechas de Pacific Rim y algún otro de alguna película hollywoodiense no sigo tan de cerca la cultura del manga y el anime como para entender todas las referencias, aunque me ha sorprendido la variedad… por no decir los tamaños, claro.

A destacar: El Hulkbuster de Iron Man cuenta como mecha, y también el AMP de Avatar. Aparecen muchos mechas de videojuegos, incluyendo Halo, Overwatch y Metal Gear; también está los AT-ST, AT-TE y AT-AT de Star Wars (aunque esos los veo un tanto forzados). El buen Mazinger de toda la vida figura con 18 metros de altura, pero aunque sea colosal sabemos que hay variantes de Mazinger más grandes, aunque esos otros no aparecen en la animación, por desgracia: Great Mazinger con 20 metros, Mazinkaiser con 23 y el Grendizer con 30; además de esos el Infinity del Dr. Infierno en la película creo que es muuucho más alto, unos 600 metros.

Pero aparte de esos, los hay más grandes todavía: Megazord, de los Power Rangers, mide 41 metros y los Unit-01 de Evangelion, unos 70. Los supertitanes de Pacific Rim se mueven en torno a 80 metros de altura, tamaño rascacielos. Más allá están un tal Shiokutazer de 500 metros y el SDF-1 Macross, que pasa de los 1.200 metros. El más grande a esa escala es el Macross Cannon, de casi 6 km de altura (!) Al precio al que va el combustible no quiero ni imaginar lo que gastan.

Entonces cuando comienzan los tamaños burros, burros: el Super Galaxy Gurren Lagann ni los que lo han inventado saben cuánto mide, pero es «algo menos que la mitad de la Tierra», así que digamos 5.000 km. También hay otro llamado Diebuster de 10.000 km, bastante estilizado por cierto para las fuerzas y presión que se generarían, así que no tengo yo claro si eso aguanta sobre un planeta tamaño Tierra. Increíblemente, la cosa no acaba ahí, porque hay un tal Getter Emperor (de Getter Robo) a escala cósmica, «tamaño Vía Láctea»; luego un tal Tengen Toppa Gurren Lagann que es unas 1025 veces más grande que el Gurren Lagann. Finalmente, rompiendo todos los récords irrompibles, hay un tal Super Tengen Toppa que es directamente más grande que el universo observable. ¡A ver dónde lo enchufas para recargar! Parece claro que en la ficción… todo vale.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC