Por Nacho Palou — 22 de Febrero de 2018

Este vídeo de MrEngineeringGuy (con subtítulos en inglés) explica un poco lo difícil y costoso que es transportar oxígeno a la Estación Espacial Internacional (EEI). Si hubiera que suministrar todo el oxígeno de la EEI desde la tierra el coste sería de algo así como medio millón de dólares cada día.

Y si bien es cierto que de vez en cuando se envía oxígeno presurizado a la EEI con las naves de carga que abastecen regularmente la estación, en la actualidad la mayor parte del oxígeno que respiran los astronautas se obtiene a través de un sistema conocido como OGS (Oxygen Generation System).

El OGS produce oxígeno a partir del agua. Utilizando la electricidad producida por los paneles solares de la estación el agua se descompone (mediante un proceso llamado electrólisis) en los dos elementos que la forman: hidrógeno y oxígeno. Cada día el OGS produce entre 2,3 y 9 kilos de oxígeno, según Space Answers. Para una tripulación de seis personas son necesarios unos 5 kilos de oxígeno cada día, a razón de 840 gramos por persona y día.

ARpquuToJgY2

De los dos elementos uno de ellos es necesario para mantener vivos a los astronautas (el oxígeno) y el otro supone una amenaza para la vida de los astronautas y para la propia estación especial (el hidrógeno). El hidrógeno es inflamable y explosivo, de modo que el OGS directamente vierte al espacio el hidrógeno resultante del proceso de electrólisis.

El agua utilizada para producir oxígeno procede de la orina de los astronautas y del agua utilizada para el aseo.

Existem al menos otras dos formas de producir oxígeno en la estación espacial. Uno es el sistema llamado Solid Fuel Oxygen Generation, originalmente desarrollado para la estación espacial Mir y conocido como Vika o TGK, y que también se ha adaptado para su uso en la EEI. el TGK consiste en un dispositivo que libera oxígeno a partir de una reacción química con perclorato de litio.

Finalmente las plantas también producen oxígeno a partir del dióxido de carbono del aire. Este sería el método ideal para producir oxígeno y el más sostenible. El problema, explican en el vídeo, es que en órbita el crecimiento de las plantas es un poco lento, y en la EEI el espacio es limitado.

De modo que (a pesar de la imagen de plantas del vídeo) por ahora el OGS es el sistema que produce la mayor parte del oxígeno que respiran los astronautas en la EEI.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear