Agosto2018

Por @Wicho — 31 de Agosto de 2018

Partida de la Progress MS-08 de la EEI

Después de una semana en órbita ejecutando una nueva iteración del experimento Izgib la cápsula de carga Progress MS-08 terminaba su misión desintegrándose en la atmósfera sobre una zona remota del Pacífico en la madrugada del 30 de agosto de 2018.

Izgib (curvatura) estudia las condiciones de microgravedad a bordo de la Progress durante sus maniobras para estabilizar el giro o para orientarse respecto al Sol. El objetivo es tener mejores datos a la hora de controlar la órbita de las Progress o las Soyuz y a la de diseñar experimentos a bordo de esta en los que la gravedad –o su ausencia simulada por estar en caída libre– es relevante.

La Progress MS-08 había llegado a la Estación Espacial Internacional el 11 de febrero con dos toneladas y media de carga a bordo que incluye tanto suministros para los tripulantes en forma de comida, bebida y ropa como combustible para la Estación y material para su mantenimiento y reparación así como para los experimentos que se realizan a bordo.

Y como es habitual al terminar su misión llevaba en su interior material de desecho y ya no necesario a bordo e la Estación que se desintegró con ella en la atmósfera. Es como cuando bajas la basura en casa y la llevan a una planta de incineración de residuos, pero con una nave espacial.

La próxima Progress en ser lanzada será la Progress MS-10, en octubre de 2018; mientras tanto la Progress MS-09 sigue acoplada a la EEI.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Agosto de 2018

Ultima Thule en agosto de 2018

La sonda New Horizons de la NASA, que despertó de su hibernación a principios de junio de 2018 para preparar su encuentro con 2014 MU69, un objeto del cinturón de Kuiper que ha sido bautizado informalmente como Ultima Thule por el equipo de la misión, ya lo tiene a la vista desde el pasado 16 de agosto.

De la nota de prensa de la NASA:

La imagen de arriba es una imagen compuesta de 48 exposiciones diferentes de la Cámara de Reconocimiento de Largo Alcance de News Horizons (LORRI), cada una con un tiempo de exposición de 29.967 segundos. La posición prevista de Ultima Thule está en el centro del recuadro amarillo de la mitad izquierda. Está indicada por la cruz amarilla, justo encima y a la izquierda de una estrella cercana que es aproximadamente 17 veces más brillante que Ultima Thule. A la derecha hay una vista ampliada de lo que hay dentro del recuadro amarillo, después de restar una «plantilla» del campo estelar de fondo tomada por LORRI en septiembre de 2017 antes de que pudiera detectar el objeto en sí. Ultima Thule se detecta claramente en esta imagen y está muy cerca de donde los científicos predijeron, lo que quiere decir que la New Horizons viaja en la dirección correcta, lo que sin duda es todo un alivio. (Créditos de la imagen: NASA/JHUAPL/SwRI)

Aunque no es gran cosa no hay que olvidar que estamos hablando de detectar un objeto que estimamos que mide entre 30 y 45 kilómetros desde una distancia de unos 172 millones de kilómetros. El gran número de artefactos que se ven en la imagen de la derecha de la estrella son causados por pequeños errores de registro entre las nuevas imágenes LORRI y la plantilla, o por variaciones intrínsecas de brillo de las estrellas.

Es, además, la imagen más lejana que hayamos tomado nunca desde el espacio, ya que en el momento de la toma Ultima Thule estaba a unos 6.500 millones de kilometros del Sol y la New Horizons a unos 6.325. Eso sí, ha tardado lo suyo en llegar porque a la distancia a la que está y con la potencia de la que dispone la New Horizons está transmitiendo a sólo unos cientos de bits por segundo.

La New Horizons fue la primera sonda espacial en visitar Plutón el 14 de julio de 2015 y nos dejó sorprendidos con muchas de las cosas que encontró. Como dice Alan Stern, su principal investigador, más que a responder preguntas la New Horizons fue a Plutón para que aprendiéramos qué tenemos que preguntarnos sobre él.

Impresión artística de la New Horizons en 2014 MU69

Su máxima aproximación a a Ultima Thule está prevista para las 6:33, hora peninsular española, del 1 de enero de 2019, aunque la hora exacta puede variar en función de si hay que hacer algún ajuste de la trayectoria. Ultima Thule se convertirá así, con diferencia, el el astro más lejano que jamás hayamos visitado.

La misión está en Twitter como @NewHorizons2015. Alan Stern es @AlanStern. Y Ultima Thule es @2014Mu69. También puede ser interesante seguir a Alice Bowman, la MOM (Mission Operations Manager) de la misión, en @plutoport.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 31 de Agosto de 2018

Bulldog / Angelos Michalopoulos @ UnsplashHay varios tipos de perros y gatos que no pueden viajar en la bodega de un avión por el llamado síndrome respiratorio de los braquicéfalos. Los braquicéfalos son ciertas razas especiales de perros como los bulldog inglés/francés, bóxer, beagles, pequinés y los shar pei chinos –entre otras–, más conocidas como las de «hocico corto».

El caso es que debido a la peculiaridad de sus vías respiratorias tienen más problemas de respiración –y no sólo al viajar en avión, también al hacer ejercicio– por lo que las compañías aéreas suelen prohibir que viajen en la bodega y a veces también en cabina. Como el viaje puede estresarlos y hacer que respiren mal podrían sufrir un colapso (e incluso morir) debido a esta particular circunstancia, a la que se añade que el transportín podría no tener una excelente ventilación y que la presión del avión –que suele ser equivalente a unos 2.500 metros de altitud– tampoco es la idónea para ellos.

Existe toda una tecnología en la bodega del avión para el transporte de animales para evitar este tipo de problemas, pero muchas compañías prefieren cuidarse en salud y directamente no permitir que viajen este tipo de razas; otras como Ryanair directamente no transportan animales o, como Vueling, «sólo en cabina». La compañía más amigable con los braquicéfalos es Lufthansa, donde sí que pueden viajar. ¡Ah! Y otro tanto les sucede a los mustélidos: hurones, martas y similares en compañías como Iberia. [Foto: Angelos Michalopoulos @ Unsplash.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Agosto de 2018

El vídeo Inside Space Shuttle Discovery 360 ofrece un recorrido inmersivo, en 360° y resolución hasta 8K, por el interior de la lanzadera espacial Discovery.

El recorrido grabado por la gente de Google Arts & Culture en el interior de la lanzadera se realiza en compañía de dos de los astronautas que ayudaron a poner el Hubble en órbita el 25 de abril de 1990, en la misión STS-31, Charlie Bolden y Kathy Sullivan.

Cuando se ve en persona una lanzadera espacial, como la Enterprise que hay en el The Intrepid Sea, Air & Space Museum de Nueva York, una de las cosas que más llama la atención es su "pequeñez". Algo parecido sucede cuando se conoce en persona el SR-71 Blackbird.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear