Por @Wicho — 11 de Diciembre de 2022

Amerizaje. De la Base Tranquilidad a Taurus-Littrow, pasando por las tranquilas aguas del Pacífico, el más reciente capítulo del viaje de la NASA¹ a la Luna llega a su fin. Orión, de vuelta a la Tierra

– Rob Navias,
del equipo de comunicaciones de la NASA

Falta, por supuesto, inspeccionar a fondo el escudo térmico, que era uno de los puntos fundamentales a comprobar en esta misión, y el estado general de la nave, así como todos los datos recogidos durante ella. Pero con la cápsula Orión aparentemente intacta a bordo del USS Portland ya se puede decir que todo indica que la misión Artemisa I ha terminado con un gran éxito. No sólo para la NASA y sus proveedores –básicamente Boeing y Lockheed Martin– sino también para la Agencia Espacial Europea (ESA), que ponía el módulo de servicio de la cápsula que la llevó a la Luna y la trajo de vuelta.

El amerizaje se produjo a las 18:40:30 frente a la costa de Baja California a unos 30 kilómetros por hora tras una reentrada en la atmósfera terrestre a 25 veces la velocidad del sonido, lo que son casi 30.000 kilómetros por hora, que llevó el escudo térmico hasta casi los 2.800 °C.


Impresión artística de la cápsula durante la reentrada – NASA


La cápsula ya en la bahía inundable del USS Portland – NASA

Artemisa I ha durado de 25 días, 10 horas, 54 minutos y 50 segundos los que la cápsula ha recorrido cerca de 2,9 millones de kilómetros. Ha sido una misión no tripulada diseñada para probar el cohete SLS y los sistemas básicos de a bordo de la cápsula y de su módulo de servicio, así como todos los sistemas asociados en tierra, de cara al lanzamiento de la misión Artemisa II, que ya será una misión tripulada, aunque sólo orbitará la Luna; de ahí la necesidad de analizar todos los datos recogidos y el estado de la cápsula.

Será Artemisa III la que vea un nuevo descenso a la superficie de la Luna por un periodo de aproximadamente una semana. A bordo irán la primera mujer y la primera persona de color –que pueden ser la misma persona– en poner los pies sobre nuestro satélite.

La NASA tiene mayo de 2024 anotado como fecha de lanzamiento de Artemisa II, mientras que Artemisa III está planeada para 2025. Pero si bien mayo de 2024 no parece descabellado para Artemisa II, cuya cápsula Orión y módulo de servicio ya están siendo preparados, lo de Artemisa III parece más complicado: aún no están listos ni el aterrizador necesario para bajar a la superficie de la Luna –la cápsula Orión no está diseñada para eso– ni los trajes necesarios para los paseos espaciales en su superficie.

El final de Artemisa I coincide casi a la hora y minuto, pero 50 años después, con el alunizaje de la misión Apolo 17, lanzada el 7 de diciembre de 1972 y que terminó el 19 de diciembre. Es, hasta ahora, la última vez que pisamos la Luna. Pero aunque no se cumplan los plazos, parece que ya estamos de vuelta, por mucho que la misión no deje de guardar un gran parecido con el Apolo 6 de 1968.

_____
¹Vale que Navias es de la NASA, pero Artemisa I es un proyecto mucho más internacional de lo que fue nunca el programa Apolo; el apoyo de la Agencia Espacial Europea ha sido fundamental, como bien reconocía Bill Nelson, el director de la agencia, en sus comentarios posteriores al amerizaje.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear


PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro