Por @Wicho — 1 de Febrero de 2021

Glover durante el paseo espacial de la semana pasada – NASA
Glover durante el paseo espacial de la semana pasada. El cilindro que se ve a sus pies es sobre el que rotan los paneles solares. Comparando tamaños se ve que son grandes – NASA

En enero de 2017 comenzó la tarea de cambiar las 48 baterías de níquel-hidrógeno de la Estación Espacial Internacional por otras de iones de litio. Las nuevas baterías no sólo tienen menos uso sino que además tienen el doble de capacidad y ocupan la mitad de volumen que las anteriores, con lo que sólo son necesarias 24. Ese trabajo ha terminado hoy cuando Victor Glover y Mike Hopkins conectaron al sistema eléctrico de la Estación la última de ellas.

En realidad tenía que haber terminado antes pero en marzo de 2019 una de las baterías de iones de litio recién instaladas falló, por lo que hubo que volver a colocar en su lugar una de las antiguas. Durante este pasado fin de semana el brazo robot de la Estación, manejado desde tierra, volvió a cambiar la batería de níquel-hidrógeno por una de iones de litio; Glover y Hopkins terminaron hoy la tarea conectándola al sistema eléctrico de la Estación.

Las baterías de iones de litio, aunque son más pequeñas que las anteriores, aún ocupan lo suyo. Así que la única nave de carga capaz de llevarlas a la Estación era el HTV japonés, que en sus últimas misiones fue llevando las nuevas baterías junto con otro suministros.

El siguiente gran objetivo de cara al sistema eléctrico de la Estación es instalar unos paneles solares extra para poder generar más electricidad y aprovechar así la capacidad de almacenamiento extra de las nuevas baterías. Son en total seis paneles desenrollables que serán lanzados de dos en dos enrollados dentro del maletero de tres Cargo Dragon a lo largo de 2021. Miden 19×6 metros y serán uno de los cambios más obvios de los últimos años en la configuración de la Estación. Producirán un total de 120 kilovatios que se sumarán a los 160 que producen los actuales paneles solares. Son herederos directos del panel solar desenrollable ROSA probado en la Estación en 2017.

Impresión artística de la Estación con los paneles extra ya instalados – Boeing
Impresión artística de la Estación con los paneles extra ya instalados – Boeing

Serán un importante apoyo para que la Estación pueda permanecer más años en servicio. No hay que olvidar que los paneles actualmente en uso fueron lanzados en 2000, 2006, 2007, y 2009. Y que su vida útil se supone de 15 años. Así que, aunque están mostrando una cierta degradación con la edad, bastante han aguantado ya los pobres.

Glover y Hopkins también aprovecharon el paseo para sustituir algunas de las cámaras del Exterior de la Estación, brazo robot incluido. En total estuvieron 5 horas y 20 minutos fuera, adelantándose en una hora y diez minutos a lo previsto.

No hubo tanta suerte con el paseo espacial de la semana pasada. Aunque conectaron cuatro de cables de datos y corriente de la plataforma externa de experimentos Bartolomeo de la Agencia Espacial Europea no hubo manera de conectar los dos restantes. Habrá que espera a un futuro paseo espacial en el que se le pueda hacer huevo a la tarea para que Bartolomeo quede operativo del todo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Watchmen

EUR 31,81 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Foolproof, and Other Mathematical Meditations

EUR 12,74

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección