Abril2019

Por @Alvy — 30 de Abril de 2019

Este flipante vídeo de RealLifeLore narra la alocada historia del Action Park (1978-1996) de Nueva Jersey, que ha de entenderse cuatro décadas después con un poco de humor negro debido a cómo ha pasado el tiempo. Más propio de una instalación descerebrada de Humor Amarillo, pero totalmente en serio, durante los años en los que estuvo abierto envió a centenares de personas a las salas de urgencias y en sus atracciones palmaron al menos seis personas (que se sepa) debido a una combinación mortífera: diseños faltos de ingeniería, escasas medidas de seguridad y simple y llana estupidez de sus propietarios.

Algunos datos dejan claro cómo operaba esta auténtico parque de la muerte, del que se decía era un gran lugar para enviar a tus enemigos convenciéndoles de que era «un sitio genial y divertido» pero con la esperanza de que algo les sucediera {guiño}:

  • Mientras que en Estados Unidos mueren unas 3-4 personas al año en todos los parques de atracciones que hay en el país (con 270 millones de visitantes; probabilidad 0,003%) en Action Park cada fin de semana acababan visitando la sala de urgencias entre 5 y 10 personas al día. Llegaron al punto de avisar a las ambulancias para que esperaran en la puerta del parque y así estar preparadas para lo «inevitable».
  • Entre las atracciones había un tobogán acuático gigante con un looping, un diseño físicamente descerebrado que recuerda un poco a la montaña de rusa de la eutanasia. La gente no sólo sufría golpes en la cabeza y el cuerpo de formas inverosímiles; a veces se atascaban y no podían salir, así que tuvieron que instalar una escotilla. Decían que «si salías de allí con tan solo la nariz sangrando podías considerarte alguien con suerte».
  • Las rampas deslizantes por las laderas del parque estaban fabricadas con cemento y fibra de vidrio, sobre las que había trineos de diseño y materiales totalmente inadecuados, sin frenos siquiera. La gente no llevaba protección, ni cascos, y cualquier caída producía habitualmente luxaciones. Una salida de pista acabó en un golpe mortal en la cabeza de una persona; irónicamente era un empleado del parque.
  • En una piscina con lianas estilo Tarzán el agua estaba tan fría que los vigilantes tenían que rescatar a la gente en shock; en una ocasión un señor mayor murió de un ataque al corazón al poco de lanzarse al agua.
  • En una atracción de tipo «río con barcas» había gigantescas hélices submarinas para generar olas; cuando la gente caía al agua (algo que no debía suceder) tenía que salir por sus propios medios; se golpeaban contra las hélices y una persona llegó a morir electrocutada con los cables de los mecanismos.
  • La gigantesca piscina de olas acabó apodándose la piscina cementerio. Con olas de un metro durante 20 minutos y zonas profundas muchos visitantes acababan agotados al intentar salir, cosa que a veces no lograban aunque supieran nadar, y entraban en ahogamiento. Había unos 12 vigilantes permanentes, pero durante algunos fines de semana tenían que rescatar hasta 30 personas. En comparación, durante una temporada de playa hay que rescatar a una o dos personas como máximo.

Para complementar todo esto, por si era poco:

  • La mayor parte de los vigilantes tenían poca experiencia o eran menores de edad (14-15 años).
  • La prohibición de venta de alcohol no estaba muy de moda en aquella época y se hacía la vista gorda; el resultado era que muchos días tanto los visitantes como algunos vigilantes iban borrachos.
  • Los diseños de las atracciones carecían de las más mínimas nociones de ingeniería y seguridad. Las barcas y trineos eran muy pequeños, por ejemplo, y las personas grandes no cabían bien. Así que acababan sacando los pies fuera, lo que produjo muchas piernas rotas tras las habituales colisiones.
  • Cuando la compañía aseguradora tuvo noticia del número de accidentes y empezó a pagar las indemnizaciones subió las primas debido al alto riesgo, a lo que el parque reaccionó no asegurando el parque sino prefiriendo resolver todos los casos por la vía judicial, con desastrosos resultados. Se ganó el apodo de «El parque de las reclamaciones legales», con unas 100 al año. Al final cayó en bancarrota y eso supuso su fin.

Recordemos que el diseño de un tobogán acuático con loop es posible, pero siendo mucho más amplio, no tan cerrado, no completamente en vertical sino con cierto ángulo y con chorrazo, como este Lunar Loop del Lost World (Wisconsin) o el Boomerango del Aquarena (Austria).

§

Se puede pensar que la historia del Action Park es una barbaridad (y lo es), pero recordemos que se inauguró hace 40 años, cuando las consideraciones de seguridad en general eran muy distintas a las de ahora. Por aquel entonces ni siquiera era obligatorio (ni mucho menos habitual) el cinturón de seguridad en los coches, o el casco en las motos, y cualquier normativa de seguridad era laxa. ¡Incluso se podía fumar, se vendían bebidas con azúcar y los ordenadores no llevaban antivirus! Pero los del parque ese claramente se pasaron cuatro pueblos.

Yo recuerdo cómo nos lo pasábamos en el primer Aquapark de Madrid (en Aranjuez) inagurado en 1986 como algo bastante cafre, donde había vigilancia –pero no mucha– y los niños nos tirábamos de cabeza, atascábamos los toboganes para hacer el ganso y bajar en grupo, lo típico de la muchachada. Pero la instalación era razonablemente segura y al menos estaba diseñada a prueba de burros. Hoy algo así sería sencillamente impensable, la vigilancia en cualquier parque acuático o de atracciones es estricta e incluso diría que marcial, hay vigilantes cualificados, las instalaciones necesitan mil aprobaciones, mantenimiento y revisiones y raro es que suceda algo. Hemos evolucionado mucho desde aquellos tiempos locos e irresponsables.


Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 30 de Abril de 2019

XBL 769-10601, Periodic Table Before World War II

The Internet Database of Periodic Tables es una de esas maravillosas bases de datos gigantescas que recopila recursos sacados de dios sabe dónde para conformar un archivo masivo de las tablas periódicas en todas sus variantes.

Moran's Periodic Spiral (2019)

Las hay tanto formales como creativas, tanto históricas como imaginativas, tanto en 2D como en 3D y por supuesto en todas las variantes geométricas imaginables. Lo normal es encontrar tablas periódicas de los elementos químicos, pero también hay tablas periódicas de los países, de las marcas de coches o de los nombres de elementos propuestos que nunca llegaron a ser.

Teniendo en cuenta que la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió este año el 150º aniversario de la tabla periódica original de Mendeléyev, nombrando a este año el Año Internacional de la Tabla Periódica, qué mejor homenaje.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Abril de 2019

Formulario inclusión/exclusión en copias del censo electoral

Hace unas semanas descubrí que el Instituto Nacional de Estadística dispone de un formulario en línea mediante el que cualquier persona puede solicitar la inclusión o exclusión de sus datos en las copias del censo electoral que se entregan a los representantes de las candidaturas para realizar envíos postales de propaganda electoral. Para ello basta con disponer de un certificado digital o disponer de una Cl@ve.

Así que me decidí a probarlo y solicitar mi exclusión de esas copias. Utilicé, además, al resto de mi familia, que no la había solicitado, como grupo de control para ver qué pasaba.

Queda usted excluido

Cursé mi solicitud el 6 de marzo de 2019, con lo que en principio llegaba a tiempo más que de sobra para las generales del 28 de abril: el decreto de disolución de las Cortes y convocatoria de elecciones bajo refrendo del presidente del Gobierno fue firmado por el rey el 4 de marzo. Y según dice la web del INE: «Las exclusiones para el envío de propaganda electoral, solicitadas hasta el día decimotercero posterior a la convocatoria de unas elecciones, se repercutirán en las copias del censo electoral vigente de esas elecciones que se entregarán a los representantes de las candidaturas proclamadas».

Así que me senté (metafóricamente) a esperar y ver qué sucedía.

Hasta el 26 de abril llegaron seis envíos de propaganda electoral a mi domicilio. Cuatro de los partidos que los hicieron (Ciudadanos, En Marea, PP y PSOE) respetaron mi deseo de no recibirla y así llegaron tres sobres de cada uno de ellos a casa, ninguno de ellos dirigido a mí.

Los otros dos partidos que enviaron propaganda a mi casa usaron el truco de dirigirla a «votantes residentes en…», con lo que los sobres no venían personalizados. En cada uno de esos dos envíos sólo recibimos un sobre para las cuatro personas que estamos censadas. Pero ya sabemos que hecha la ley, hecha la trampa, y a mí esto me parece que es hacer trampa.

En cualquier caso lo que me suscita bastantes dudas es la efectividad de estos envíos: todos los sobres recibidos en mi casa han ido a reciclar sin tan siquiera ser abiertos.

Sé que el resultado de lo que hice yo y de lo que pasó en mi casa difícilmente es extrapolable al resto, y de hecho en el hilo en el que he ido comentando esto hay personas que dicen haber recibido propaganda electoral a pesar de haber pedido no recibirla. Pero hay otras que en efecto no han recibido nada. Aunque en cualquier caso, siempre queda la opción de devolver esos envíos.

Veremos que pasa para las del 26 de mayo, que en nuestro caso serán municipales y europeas. Aunque como fueron convocadas el 4 de abril ya no llegas a tiempo de solicitar la exclusión. Pero sí para las próximas, claro; es algo que puedes hacer en cualquier momento.

Eso sí, lo de que los partidos políticos puedan hacer listas perfiladas de votantes a partir de la información que encuentren en Internet ya tal. A eso, mientras no consigamos tumbar esa ley, hay que oponerse comunicándolo partido a partido.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Abril de 2019

Parche de la misiónTras la prueba estática del cohete que va a utilizar para ella SpaceX tiene todo listo para lanzar la misión cápsula de carga Dragon CRS-17 rumbo a la estación Espacial Internacional. Pero un problema con el sistema eléctrico de la Estación ha obligado a aplazarlo al menos hasta el viernes 3; inicialmente estaba previsto inicialmente para la mañana del miércoles 1 de mayo de 2019.

El lanzamiento será realizado desde el Complejo de lanzamiento 40 de Cabo Cañaveral por un Falcon 9 bloque 5 totalmente nuevo. Como es habitual se podrá seguir a través de Internet desde unos veinte minutos antes de la hora programada para el despegue.

La recuperación de la primera etapa del lanzador se llevará a cabo en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You que estará esperándola a unos 30 kilómetros de la plataforma de lanzamiento. Inicialmente la idea era recuperar la primera etapa en la Zona de aterrizaje 1 (LZ1) de Cabo Cañaveral, aunque esa opción quedó invalidada tras la explosión de la primera Crew Dragon, ocurrida durante unas pruebas en la LZ1 hace unos días.

Si todo va según lo previsto –y en principio no tiene por qué no, explosión o no, ya que las Dragond de carga no incluyen los motores que parecen haber causado el «incidente»– la Dragon 17, que a diferencia del lanzador ya fue utilizada con anterioridad, llegará a la Estación Espacial Internacional el viernes 3. Permanecerá atracada allí hasta el 31 de mayo. Traerá de vuelta muestras de experimentos y materiales ya no necesarios a bordo de la EEI o componentes que necesiten reparación. Lleva a bordo unos 2.500 de materiales y suministros para la Estación y sus tripulantes. Eso incluye el Orbital Carbon Observatoy 3 (OCO-3) y el experimento Space Test Program - Houston 6 (STP-H6).

OCO-3 y STP-H6 en el maletero de la Dragon 17
OCO-3 y STP-H6 en el maletero de la Dragon 17 – NASA

El OCO-3, que estuvo a punto de ser cancelado un par de veces por la administración Trump, es un observatorio de C02 que será instalado en el exterior del laboratorio Kibo utilizando el brazo robot de la Estación. Se une al OCO-2 que sigue activo cinco años después de su lanzamiento en 2014 aún cuando la duración nominal de su misión era de dos años. Esto permitirá mantener las continuidad de datos cuando el OC-2 termine por fallar. El OCO-1 se perdió durante su lanzamiento. OCO-2 está construido con piezas de repuesto del OCO-2, que fue autorizado por la administración Obama después de que el OCO-1 se perdiera durante el lanzamiento.

STP-H6, por su parte, incluye seis experimentos que serán colocados también en el exterior de la EEI. Van desde sensores de orientación para nanosatélites a un sistema de comunicación mediante Rayos X.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear