Por @Wicho — 5 de Septiembre de 2019

El primer prototipo del 737 MAX
El primer prototipo del 737 MAX 8 el día de su presentación - Boeing

Mientras la Autoridad Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) trabaja en las modificaciones y pruebas necesarias para que el Boeing 737 MAX pueda volver al servicio según la BBC, que cita una presentación de Patrick Ky, el director técnico de la EASA, hecha al comité de transporte y turismo del Parlamento Europeo, Europa va a poner sus propias condiciones para ello.

Estas son:

  1. Una «revisión de diseño independiente complementaria y más amplia« por parte de EASA.
  2. Que los dos accidentes que causaron la retirada del servicio del MAX se consideren suficientemente entendidos.
  3. Que las tripulaciones hayan sido convenientemente instruidas en cualquier cambio que haya habido en el avión y por tanto en sus sistemas.

Esto rompe la tradicional costumbre de que unas agencias acepten las certificaciones de las otras, lo que en condiciones normales acelera el proceso a la vez que ahorra dinero.

Pero es que los accidentes citados, los de los vuelos 610 de Lion Air y 302 de Ethiopian Airlines, probablemente causados por la actuación del MCAS, un sistema «secreto» diseñado para mantener el avión bajo control, han sacado a la luz el exceso de confianza por parte de la FAA en lo que le decía Boeing acerca del 737 MAX.

Así que no es de extrañar que la EASA opte por no pillarse los dedos y que quiera comprobar por sus propios medios que el MAX puede volver al servicio sin problemas.

Lo que nadie sabe, hoy por hoy, es cuando la FAA dará ese permiso, aunque sin duda la propia Boeing y las aerolíneas que han visto comprometida su programación de vuelos por la falta de aviones están presionando para que sea lo antes posible.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD