Por @Wicho — 9 de Junio de 2021

Ganimedes por la JunoCam el 7 de junio de 2021 – NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS
Ganimedes por la JunoCam el 7 de junio de 2021 – NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS

A última hora de la tarde del 7 de junio de 2021 la sonda Juno de la NASA pasó a tan sólo 1.038 kilómetros de la superficie de Ganimedes, la luna más grande de Júpiter. La luna más grande de todo el sistema solar. De hecho es más grande que Mercurio. Y la única luna del sistema solar con campo magnético. Aparte de recoger datos con todos los instrumentos de a bordo Juno hizo fotos con la JunoCam y con su cámara de navegación. Las dos primeras fotos que ha enviado están ya disponibles en Mira las primeras imágenes que tomó Juno mientras sobrevolaba Ganímedes.

La primera, la que abre esta anotación, está tomada por la JunoCam usando su filtro verde. En cuanto lleguen las correspondientes al rojo y al azul podremos ver una imagen en color. En ella se puede apreciar la superficie de la luna iluminada por el Sol con un detalle que no veíamos desde que la sonda Galileo hiciera una aproximación similar a Ganimedes en mayo de 2000. La resolución es de un kilómetro por pixel.

Es, en cualquier caso, una versión preliminar, pues aún faltan por recibir los datos de navegación de la sonda que permitirán alinear mejor las distintas tiras que forman la imagen; en la parte inferior derecha es dónde más se aprecia esta falta de alineación.

La otra imagen fue obtenida por la cámara de navegación estelar de la sonda –la que mira normalmente hacia el espacio para ver la posición de estrellas conocidas y así calcular la posición de Juno– y se corresponde al hemisferio de Ganimedes que estaba a oscuras durante el sobrevuelo. Su resolución es de entre 600 y 900 metros por pixel.

La comunidad científica cree que Ganimedes tiene un enorme océano de agua salada bajo una cubierta formada por hielo y rocas; de hecho cree que ese océano contiene más agua que toda la que hay en la Tierra. Durante su sobrevuelo Juno ha medido la composición, grosor y temperatura de la corteza de hielo de agua de Ganimedes. También ha medido la radiación a su alrededor. Además la comparación de las fotos recién tomadas con las de hace veinte años y más permitirán hacernos una idea de la actividad de su corteza y por tanto de su interior.

Juno en órbita alrededor de Júpiter
Impresión artística de Juno en órbita alrededor de Júpiter. En el extremo de uno de sus paneles solares se ve el magnetómetro, uno de los nueve instrumentos que lleva a bordo – NASA/JPL-Caltech/SwRI

Es el primero de los encuentros programados con Ganimedes, Europa e Ío durante esta fase de la misión. Habrá otro a Europa el 29 de septiembre de 2022 y dos a Ío el 30 de diciembre de 2023 y el 3 de febrero de 2024. Estas aproximaciones cercanas se no sólo para estudiar las lunas sino también para modificar el periodo de la órbita de la sonda, lo que hace que pueda aumentar el número de perijoves, sus aproximaciones máximas al planeta. Aunque esto la pone en mayor riesgo de sufrir un fallo ya que el entorno de Júpiter no es precisamente amistoso para la electrónica de a bordo. En total serán 42 órbitas extra para la misión.

Juno es la segunda sonda, tras la ya citada Galileo, que henos puesto en órbita alrededor de Júpiter. Sus instrumentos están diseñados para analizar la composición de la atmósfera del planeta con la idea, entre otras cosas, de intentar averiguar si tiene o no un núcleo sólido bajo su manto de nubes. Permitirán también crear mapas detallados de su campo magnético, de sus emisiones de radiación, y de su campo gravitatorio. La idea es que todo eso nos ayude a saber más del origen de nuestro sistema solar, ya que a fin de cuentas Júpiter no es más que una estrella que se quedó pequeña y nunca llegó a encenderse. Y ya nos ha ido revelando cosas sorprendentes del gigante gaseoso.

La misión está en Twitter como NASAJuno; también está en mi lista de cuentas relacionadas con el espacio.

Las dos próximas misiones programadas a Júpiter y sus lunas son Juice de la Agencia Espacial Europea y Europa Clipper de la NASA. Pero lo más probable es que para cuando lleguen –no antes de 2029 y 2030 respectivamente– Juno lleve ya años desintegrada en la atmósfera del planeta.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD