Por @Wicho — 21 de Julio de 2021

Además del lanzamiento del módulo Nauka hacia la Estación Espacial Internacional (EEI) hoy también pudimos ver como la cápsula tripulada Crew Dragon Endeavour dejaba sitio para la Starliner en la Estación. Para ello su tripulación se subió a ella y la cambió del puerto frontal del módulo Harmony al superior. La maniobra, que se llevó a cabo sin problemas, duró menos de una hora: empezó a las 12:45, hora peninsular española (UTC +2), y terminó a las 13:35.

La idea es dejar libre el puerto frontal para la segunda misión de prueba de una Starliner de Boeing, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo 30 de julio, con llegada a la EEI el día 31. Poder usar el puerto frontal de Harmony supone una trayectoria de aproximación más sencilla. Además hay mejor iluminación para los sensores involucrados en la maniobra de atraque, que debería desarrollarse de forma automática. Todo esto da más margen de seguridad a las naves y, sobre todo, a las tripulaciones.

Aunque la Endeavour hizo toda la maniobra en modo automático Shane Kimbrough y Megan McArthur de la NASA, Akihiko Hoshide de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) y Thomas Pesquet de la Agencia Espacial Europea (ESA) iban a bordo. De esa manera no se quedarían aislados en la Estación si por cualquier causa la Endeavour no hubiera podido atracar de nuevo en la Estación.

Thomas Pesquet y Aki Hoside a punto de cerrar la escotilla de la Endeavour – Thomas Pesquet/ESA
Thomas Pesquet y Aki Hoside a punto de cerrar la escotilla de la Endeavour mientras Shane Kimbrough y Megan McArthur ya están en sus asientos – Thomas Pesquet/ESA

No es la primera vez que se hace una maniobra parecida: en abril la Crew Dragon Resilience y su tripulación hicieron el traslado a la inversa para dejar libre el puerto superior de Harmony para la Cargo Dragon 22. En ella iban a viajar los dos primeros paneles solares desenrollables iROSA y para que el brazo robot de la Estación los pudiera sacar de su maletero era necesario que atracara en el puerto superior de Harmony; simplemente no alcanzaría de estar atracada en el puerto frontal. Y en marzo la Soyuz MS-17 y su tripulación hicieron algo parecido en el segmento ruso de la Estación, en este caso para evitar tener que andar haciendo más movimientos de naves tras la llegada de la Soyuz MS-18.

Mientras tanto en tierra la Starliner que volará la smisión ya está acoplada al cohete Atlas V que la lanzará:

La Starliner acoplada a su cohete – Boeing
La Starliner acoplada a su cohete – Boeing

Es una misión extremadamente importante para Boeing, que tiene que hacer muchos méritos para conseguir una misión perfecta que haga olvidar en cierta medida el fiasco de su primer intento en diciembre de 2019.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD