Por @Wicho — 26 de Junio de 2021

En su tercer paseo espacial en nueve días los astronautas Thomas Pesquet y Shane Kimbrough terminaron de instalar el segundo de los paneles solares desenrollables para la Estación Espacial Internacional (EEI) que llegaron a bordo de la cápsula de carga Dragon 22.

Los paneles iROSA, de ISS Roll-Out Solar Arrays, tienen como objetivo suplementar la producción de electricidad de los paneles solares existentes en la Estación, que ya empiezan a mostrar su edad. De hecho de los algo mas de 30 kW que producía cada uno cuando estaba nuevo ahora la producción de los ocho paneles anda entre los 17 y 23 kW cada uno. Los iROSA se están montando frente a los paneles más degradados, cubriéndolos aproximadamente en la mitad de su superficie. Pero como aún siendo más pequeños son más eficaces cada uno de ellos va a producir unos 20 kW, de tal modo que cuando estén instalados los seis que está previsto montar la Estación volverá a disponer de unos 215 kW totales, una cifra cercana a la que disponía originalmente.

El panel iROSA que terminaron de instalar Pesquet y Kimbrough en su tercer paseo queda colocado frente a uno de los paneles solares del segmento P6 de la Estación y conectado al circuito 4B de los ocho que tiene la EEI; el otro iROSA, que terminaron de instalar durante el segundo paseo espacial, está frente al otro panel solar del segmento P6 pero conectado al circuito 2A. Los paneles de ese segmento son los más antiguos de la Estación: llevan en el espacio desde 2000. Y aunque, como he dicho, ya no funcionan como entonces, no hay que olvidar que estaban diseñados para una vida útil de 15 años.

Impresión artística de la EEI con los nuevos paneles iROSa en el segmento P6 – NASA
Impresión artística de la EEI con los nuevos paneles iROSa en el segmento P6 – NASA

Los paneles iROSA, junto con las nuevas baterías que terminaron de ser instaladas en febrero de 2021, deberían servir para que el sistema de producción de electricidad de la EEI quede listo para todo lo que le queda de vida útil a la Estación. Aunque aún no esté muy claro cuánto tiempo es eso. Por ahora, por ejemplo, el compromiso de Rusia, por ejemplo, sólo llega hasta 2024. Pero no sería descabellado ver cómo se extiende hasta finales de la década. Pero otro problema es que el espacio es un entorno muy duro y ya hay componentes de la Estación aparte de los paneles solares que también van mostrando su edad y que cada vez va a ser más complicado mantener en servicio.

Pero para cuando la EEI, que lleva permanentemente ocupada desde noviembre de 2000, termine su vida útil, es posible que ya esté en servicio la estación orbital lunar que está promoviendo la NASA; de hecho los paneles iROSA también servirán como banco de prueba para los que se usen en ella. También estará ya terminada la estación espacial china y quizás la de Axiom.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD