Por @Wicho — 1 de Mayo de 2021

Al segundo intento Ingenuity consiguió llevar a cabo su cuarto vuelo en Marte. Una vez más estableció nuevos récords de distancia con 266 metros entre ida y vuelta y de velocidad con un máximo de 3,5 metros por segundo frente a los 2 del vuelo anterior. El vuelo duró 117 segundos. Curiosamente no es la capacidad de la batería el principal límite en lo que se refiere a la duración de los vuelos sino la disipación de calor en los motores; la tenue atmósfera marciana la dificulta mucho.

Un primer intento de hacer este vuelo había sido abortado cuando un fallo en su software de a bordo impidió que pasara del modo previo al despegue al modo vuelo. Es un fallo que se detectó una vez en Marte y que se sabe que puede producirse en un 15 % de las ocasiones en las que intente volar. Pero el equipo del helicóptero ha preferido intentar sortear este problema cambiando la secuencia de comandos con los que se programan los vuelos antes que tocar el software de a bordo. Así que ya cuentan con este posible porcentaje de fallos.

Las imágenes obtenidas por la cámara de navegación que Ingenuity lleva en su panza servirán para intentar escoger un nuevo punto de aterrizaje. Así, en su quinto vuelo, la idea es que deje el Campo Hermanos Wright para mudarse a un nuevo «helipuerto».

Pero antes de que se confirmara el éxito del cuarto vuelo el equipo de Ingenuity había recibido una magnífica noticia: en lugar de abandonarlo a los 30 días y después del quinto vuelo, como estaba previsto inicialmente, ahora Ingenuity tiene una nueva misión como explorador para Perseverance. En principio por otros 30 días. Pero si sigue funcionando, quién sabe durante cuánto tiempo.

La idea es ver cómo se puede combinar el disponer de una unidad aérea con la exploración que haga Perseverance sobre el suelo. Ingenuity sólo lleva su cámara de navegación, que apunta hacia abajo, y otra una cámara que apunta de lado, así que no podrá obtener grandes resultados científicos, aunque tampoco estaba pensado para ello; no olvidemos que era un demostrador tecnlógico de cara a ver si somos capaces de hacer volar una aeronave a motor en Marte. Así que esta colaboración incluirá cosas como por obtener imágenes del camino a recorrer para evitar zonas más complicadas y que el rover pueda recorrer más distancia en modo autónomo. Pero también obtener imágenes de sitios que el equipo de Perseverance considere interesantes pero a los que no pueda llegar.

Como dijo Lori Glaze, la directora del programa de ciencia planetaria de la NASA, «El primer explorador móvil de superficie de la NASA, el rover Sojourner, se lanzó en 1997 y cambió por completo nuestro paradigma, modificando para siempre nuestra forma de pensar sobre la exploración de la superficie de Marte, e Ingenuity va a hacer lo mismo.»

No en vano el lema de Ingenuity y su equipo es «atrévete con cosas increíbles».

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD