Por @Alvy — 30 de Junio de 2020

Este software que desarrolló Alex Bernstein, un empleado de IBM, allá por 1957, fue el primero en ser considerado un «software de ajedrez completo»: se jugaba en un tablero convencional de 8×8 y con todas las piezas. Aquí podemos ver a la máquina y a su desarrollador jugando en un documental de la época, Horizons of Science: Thinking Machines (1958). Las futuristas descripciones del comentarista encajan con el apropiado posado del apuesto ingeniero capaz que se había atrevido a programar un «cerebro electrónico», que es como se denominaba entonces a aquellas máquinas.

Hasta entonces la escasa potencia de los ordenadores había permitido tan solo jugar a versiones simplificadas de ajedrez de 6×6 (MANIAC I), por ejemplo sin alfiles, paso doble para los peones, enroque o incluso menos reglas. Una historia que había comenzado con la famosa máquina «el ajedrecista» del español Leonardo Torres Quevedo allá por 1912, aunque ese ingenio sólo podía jugar finales de rey y torre contra rey, que ganaba siempre.

El ordenador IBM 704 todavía equipaba tubos de vacío para algunos circuitos lógicos, aunque fue de los primeros en utilizar memoria de núcleos magnéticos para la memoria RAM. La descripción del vídeo sobre su nivel de juego es un tanto optimista, porque difícilmente podía ganar a alquien que supiera jugar a nivel de principiante.

En aquella época no se usaban todavía algoritmos como el minimax o el alfa-beta, de modo que el juego era bastante rudimentario: las reglas, una pequeña función de evaluación y poco más. De las 20 o 30 jugadas posibles en cada posición se elegían 6 o 7 y se examinaban con una función un poco más avanzada. Pero eso era todo. Los aproximadamente 4 KB del IBM 740 tampoco daban para más.

Hasta 1967 no llegaría un programa llamado Mac Hack capaz de ganar por primera vez a una persona en un torneo. EL resto es historia.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo