Por @Alvy — 1 de Marzo de 2019

Una cortometraje simpático para un viernes cualquiera:

Un niño de 12 años y sus amigos viajan en en el tiempo de forma «secreta» con la esperanza de desentrañar el misterio que rodea a la muerte de una de sus madres…

Con esos protagonistas tan peculiares es imposible que la historia no recuerde un poco a Stranger Things, walkie-talkies incluidos, y tenga un punto entrañable. También está el cariz mágico de las «casas en los árboles sólo para niños» y el asunto de que producir un cortometraje de este estilo en un escenario tan «limitado» no debe resultar especialmente caro, aunque tiene muchos detalles de calidad e incluso efectos especiales.

Queda oficialmente añadido a la lista de

Más temas relacionados con los viajes en el tiempo:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear