Por @Alvy — 22 de Marzo de 2021

Resulta altamente satisfactorio ver a este pequeñajo robótico moverse por el recorrido de la pista a toda velocidad, sobre todo sabiendo que no hay raíles ni nada parecido, tan solo las líneas pintadas en el suelo y un sensor óptico para realizar el seguimiento. Parece tener una velocidad de unos 2-3-4 m/s, que varía según haya más o menos curvas o esquinas que doblar.

A pesar de la desafortunada y graciosa denominación de Kakarobot (que es el nombre del canal de YouTube donde lo vi, procede de Indonesia) es un robot : no sólo no se sale de la pista, sino que es capaz hasta de subir y bajar pequeñas rampas, seguir distintos tipos de trazos (incluyendo intersecciones, líneas punteadas y demás) y hasta hacer rotondas. En las carreteras españolas triunfaría.

Según parece el robot utiliza un controlador PID (proporcional, integral y derivativo) y realimentación para calcular desviaciones entre los valores detectados y los deseados para seguir su camino. El escenario forma parte de la competición de velocidad de robots de este tipo, algo parecido a las competiciones de resolución de laberintos que resultan igual de impresionantes.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


JavaScript: The Definitive Guide

EUR 31,20

Comprar


Wired for War

EUR 9,26

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección