Julio2022

Por @Alvy — 31 de Julio de 2022

Nichelle Nichols / Star Trek / Paramount

Con gran tristeza ha llegado la noticia del fallecimiento de Nichelle Nichols (1932-2022), la actriz que encarnó a la Teniente Uhura en Star Trek: la serie original. Según ha contado su hijo en una nota, Nicholls falleció de causas naturales a la edad de 89 años mientras estaba en su casa.

La carrera de Nichols está indudablemente ligada a la de Star Trek, donde participó tanto en la serie original en los años 60 como en todas las películas protagonizadas por los actores clásicos de los 70 en adelante. También puso su voz a la serie de animación y a infinidad de videojuegos y episodios rodados por fans. Además de todo eso, también tuvo un papel en algunos episodios de la serie Héroes. Y por supuesto era una habitual de las convenciones trekkers, donde todo el mundo apreciaba su buen talante y amabilidad.

Su trabajo en Star Trek fue especialmente relevante al ser una de las primeras veces que una actriz afroamericana interpretaba un papel nada convencional ni estereotipado: como oficial de comunicaciones en el puente de mando de una nave estelar y ni más ni menos que con el rango de teniente. Aunque en muchos episodios se limitaba a decir aquello de «Las frecuencias están abiertas, capitán», en otros participaba en los equipos exploración, cantaba o se enfrentaba a algún que otro alienígena. Su papel fue reinterpretado por Zoe Saldana en las películas del reboot y por Celia Rose Gooding en la reciente Star Trek: Strange New Worlds, elevando varios puntos su relevancia en la nave.

Nichelle Nichols / Star Trek / Paramount

Fue precisamente ese poso que dejó en muchas niñas, adolescentes y mujeres afroamericanas el que la permitió inspirar a otras personas a perseguir sus sueños. Tan es así que hay quien considera que su papel fue casi más relevante fuera de la pantalla que mientras estuvo en activo. Se cuenta que una conversación con Martin Luther King hizo que reconsiderara su decisión de dejar la serie tras la primera temporada por la increíble dignidad con la que interpretaba su papel y el gran significado cultural que Star Trek podría tener en el futuro. Por suerte para todo el mundo, ahí se mantuvo.

Otra de sus más destacadas colaboraciones fue con la NASA, donde en los años 70 participó en las campañas para reclutar mujeres y astronautas de minorías étnicas. En un reciente homenaje muchas astronautas e ingenieras recordaban cómo el mero hecho de verla en Star Trek (o acompañar a sus madres viendo la serie, según la generación) les acercó a una figura ejemplar capaz de responder al famoso «¿Qué quieres ser de mayor?»

Otra de las anécdotas de Nicholls es que siempre se ha dicho que protagonizó el primer beso interracial de la televisión, algo que aunque no podemos conceder definitivamente porque somos muy tiquismiquis y sabemos que hubo otros anteriormente, pasamos por alto hoy. Por cierto, que el nombre completo de Nicholls en Star Trek era Nyota Uhura; «Uhura» en suajili, una lengua africana, significa «libertad». Según sabemos por los propios episodios, dominaba 37 idiomas (incluyendo el Klingon) al poco de salir de la Academia de la Flota Estelar.

Su luz, al igual que las antiguas galaxias que vemos ahora por primera vez, permanecerá para que nosotros y las futuras generaciones la disfrutemos, aprendamos de ella y nos inspire.

– Kyle Johnson, hijo de Nichelle Nichols

¡Adiós, teniente Uhura! Mantenemos las frecuencias abiertas.

Bonus:

Este es el magnífico segmento que Comedy Central dedicó como homenaje a la figura de Nichele Nichols, con un montón de sus anécdotas más populares y una producción perfecta.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 30 de Julio de 2022

ImHex - Hex Editor

Recuerdo que en los del Commodore, el Spectrum, el PC y aquellos primeros ordenadores personales era habitual pasarse buena parte del día trabajando con un editor hexadecimal, una herramienta para editar ficheros «a pelo», byte a byte, casi como hacían en la Edad de Piedra. Hacía siglos que no había visto uno –ni había tenido necesidad de usarlo– así que encontrarme con ImHex ha sido todo un descubrimiento.

Se autodefine como «Un editor hexadecimal para ingenieros inversos, programadores y personas que valoran sus retinas cuando trabajan a las 3 de la mañana» y diría que es la típica gran herramienta que conviene tener en esa carpeta de «chismes que algún día pueden hacer falta»: Es libre y gratuito y está disponible para MacOS, Windows y Linux.

Como las herramientas similares, ImHex simplemente abre un fichero y muestra su contenido perfectamente virgen y ordenado utilizando diversas formas de visualización. La principal es como bytes hexadecimales (00, 01, 02… A0, A1… así hasta FF), pero también puede verse como texto ASCII u otros formatos: UTF, entero, coma flotante, doble precisión, hora, base64, color RGB… Hay herramientas muy a mano para colorear los distintos tipos de patrones (C++) y de este modo visualizarlo mejor. El contador de la izquierda muestra la posición exacta en el archivo y con un par de clics se pueden editar los datos directamente en hexadecimal.

También tiene otras herramientas más avanzadas, como funciones hash (CRC16, CRC32, MD4, MD5…) cálculo de la entropía, distribución, máximos y mínimos… También detecta ficheros encriptados, comprimidos y como bonus incluye desensamblador, evaluación de algunas funciones matemáticas, Regex, conversión de bases… Diría que es una herramienta compleja y completísima, así que ya sea que necesites comprobar o modificar los datos de un fichero «a pelo» o bien algo más avanzado, puede que venir estupendamente.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 30 de Julio de 2022

Unnecessary risks created by uncontrolled rocket reentries | Nature Astronomy

Antes que nada: los restos del cohete chino Larga Marcha 5B que esperábamos expectantes porque efectuaba su reentrada descontrolada entre hoy y mañana sin control, parece han sido vistos finalmente hace un rato, hacia las 18:45 GMT+2, cayendo sobre el Océano Índico. Felicidades a todos los agraciados por el no-crash sobre sus cabezas.
_____

Al que le toque, le ha tocao. Eso es lo que parecen decir los países más ricos y poderosos del Norte con capacidad de poner ingenios en órbita cuando sus cohetes y satélites efectúan una reentrada en la atmósfera terrestre sin control, con el potencial riesgo que supone para la vida humana. Y es que aunque sea altamente improbable que los restos de un cohete o satélites le caigan a alguien en la cabeza, no sería la primera vez que causan daños en viviendas o estructuras de todo tipo. El caso es que adivinar dónde acabarán cayendo es muy díficil de calcular y las alternativas –como destruirlos en el espacio– no son siempre tan triviales como «apretar un botón».

En un artículo publicado en la revisa Nature titulado Unnecessary risks created by uncontrolled rocket reentries se hace ver que además muchos de esos riesgos son innecesarios, dado que quienes lanzan los cohetes y satélites podrían aumentar las medidas de seguridad (lo cual tiene un coste, claro, que ahora mismo no siempre asumen) para controlar mejor la caída en caso de problemas o de que esos artilugios terminen su vida útil.

Como ejemplo se pone precisamente de ejemplo al Larga Marcha 5B chino, partes de cuyo lanzador cayeron en 2020 sobre dos pueblos de Costa de Marfil, causando daños; también hubo dos tanques de combustible de un cohete de SpaceX que en 2016 aterrizaron en Indonesia casi intactos – y cuyo tamaño era el de una nevera. Según han calculado, en los últimos 30 años un 70% de los restos de 1.500 cohetes lanzados han acabado cayendo a la atmósfera terrestre sin control.

Órbita del Larga Marcha 5BCálculos de la órbita y reentrada del Larga Marcha 5B (CZ-5B) / Aerospace.org

El problema es que muchos de los satélites que acaban su vida útil son los que están asociados con las órbitas geosincrónicas y pasan cerca del ecuador: dicen que hay el triple de objetos sobre latitudes como las de Yakarta, México, Lagos o Bogotá (todas muy pobladas) que sobre Washington DC, Nueva York, Pekín o Moscú, que son quienes lanzan los satélites. Esto podría considerar, como en el caso de las emisiones contaminantes, una externalidad de los países del Norte que perjudica a los países del Sur y que se debería compensarse de algún modo.

Otro aspecto interesante de este estudio es que tanto los datos como el código están disponibles en Github, para quienes quieran examinarlo para ampliar los estudios, cuestionarlos o mejorarlos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 30 de Julio de 2022

Chronotrains

¿Cuán lejos puedes llegar en tren en 5 horas? Esa es la pregunta que responde gráficamente y con supina elegancia Benjamin TD con su página de mapas isócronos a la que ha llamado Chronotrains. La información cubre todas las capitales y muchas ciudades con Estaciones de toda Europa. Simplemente hay que mover el ratón para ver hasta dónde se puede llegar desde cada punto; el resultado aparece medido en una «escala de calor» de cinco grados: entre una y cinco horas (más rojo, más cerca y rápido).

Dice que la idea le sobrevino a partir de Direkt Bahn Guru que es una página que utiliza el mismo mapa (Mapbox/OpenStreetMap) pero en el que hay que buscar las estaciones por nombre y consultar punto por punto todos los destinos. Su solución es mucho más elegante y vistosa, todo un ejemplo de cómo una buena interfaz puede simplificar y hacer más útil una visualización de datos.

ChronotrainsEn el mapa de España hay algunas curiosidades, como la capilaridad: desde Madrid-Atocha se puede llegar prácticamente a todas las costas de la península en menos de cinco horas, pero en cambio quedan enormes huecos de «España vacía» en el interior, probablemente por la falta de estaciones y vías férreas. Y luego desde ciudades con muchos habitantes como Bilbao no se puede llegar muy lejos (a Salamanca, Madrid, Zaragoza y poco más), con lo cual cualquier viaje más allá es un poco suplicio. En Huelva sucede otro tanto: aparte de Madrid y Ciudad Real, apenas se puede salir en 5 horas de Andalucía; hacia el Norte no se pasa ni de Mérida.

Teniendo en cuenta que el tren es uno de los medios de transporte más sostenible, rápido y diría que cómodo, me parece un tanto injusto, la verdad. Con estupendas líneas de Ave que son la envidia de otros países (Estados Unidos, sin ir más lejos) da la impresión que no lo aprovechamos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro