Por @Wicho — 26 de Octubre de 2022

Vista desde arriba y un poco hacia adelante y la izquierda del rover sobre su plataforma de aterrizaje sobre la superficie de Marte
Impresión artística de Rosalind Franklin y Kazachock recién aterrizados en Marte, algo que ya nunca veremos – ESA/Roscosmos

El Consejo de la Agencia Espacial Europea (ESA), en su última reunión, recién celebrada, ha decidido pedir a los ministros del ramo, que se reunirán el mes que viene en París, dinero para poder construir una nueva plataforma de aterrizaje para el rover Rosalind Franklin de la misión ExoMars. En concreto van a pedir 360 millones de euros.

Y es que el rover, tras años y años de retraso, parecía que por fin iba a poder ser lanzado en septiembre de este año. Pero una de las consecuencias de las sanciones impuestas a Rusia por Europa a causa de la invasión de Ucrania fue la ruptura de relaciones de la ESA con Roscosmos, la agencia espacial rusa. Eso dejó al rover sin plataforma de aterrizaje ni lanzador, que iban a ser puestos por Roscosmos.

Así que tras darle unas cuantas vueltas la conclusión de la ESA es que aunque se retrase unos años sigue siendo de interés lanzar el rover hacia Marte. El razonamiento es que lleva un taladro que le permitirá tomar muestras hasta a dos metros de profundidad bajo el suelo, cosa que nunca se ha hecho hasta ahora ni está previsto en ninguna otra misión en preparación.

Pero para ello tendrán que construir un nuevo aterrizador que lo pueda depositar sobre el planeta rojo. Y de paso, eliminar cualquier componente o instrumento ruso. Y añadirle unos generadores de radioisótopos estadounidenses para evitar que por la noche se enfríe demasiado; también los iba a poner Rusia.

Los 360 millones de euros de esta primera tanda permitirán empezar a trabajar en el diseño de la nueva plataforma de aterrizaje, y también contribuirán al mantenimiento en funcionamiento de la Trace Gas Orbiter, una sonda de la ESA y Roscosmos que lleva en órbita alrededor de Marte desde octubre de 2016 y que servirá de relé de comunicaciones para el rover.

Con esto lo antes que creen que se podría lanzar es 2028. Aunque los 360 millones de euros no solucionan el asunto del lanzador. Pero es un tema que se puede mirar más adelante. Puede que para entonces esté disponible el Ariane 6. O no.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC