Por @Wicho — 16 de Marzo de 2022

Otra grandísima noticia por parte del equipo del telescopio espacial James Webb: acaban de anunciar que el telescopio ha superado su fase de enfoque fino. Esto quiere decir que la parte óptica del telescopio está perfectamente ajustada.

Tan perfectamente ajustada que están en el límite de difracción del telescopio; es imposible que las imágenes sean mejores por las limitaciones físicas de sus componentes. Y de hecho está funcionando incluso mejor de lo que preveían los modelos y mejor que los requisitos de la misión.

La estrella 2MASS J17554042+6551277 vista por el Webb una vez terminado el proceso de enfoque fino – NASA/STScI
La estrella 2MASS J17554042+6551277 vista por el Webb una vez terminado el proceso de enfoque fino – NASA/STScI

En palabras del doctor Scott Acton, miembro del grupo que se encarga de la alineación óptica del Webb,

Contamos con las imágenes infrarrojas de mayor resolución jamás tomadas desde el espacio

Por establecer una comparación, el Webb ha alcanzado una resolución 28 veces superior a la del Spitzer, otro telescopio espacial que también trabajaba en la gama del infrarrojo.

Para ello ha habido que conseguir que los 18 espejos que forman el espejo principal apunten al mismo sitio y además tengan la curvatura necesaria para que funcionen como un sólo espejo. Esto se puede apreciar comparando el selfie tomado por el telescopio el pasado 22 de febrero, en el que se ve que dada espejo iba a su bola, con el tomado una vez terminado el enfoque fino:

Selfies de alineación de los espejos del Webb – NASA/STScI
Selfies de alineación de los espejos del Webb – NASA/STScI

Así explicado en unas pocas líneas todo esto suena sencillo pero no hay que olvidar que el el fruto de 20 años de trabajo.

Con esto están completados los puntos 5 y 6 del proceso de alineación y enfocado del telescopio:

  1. Identificación de la imagen de cada segmento para saber qué imagen es de cada espejo.
  2. Alineación de segmentos para que la imagen de cada uno de ellos esté en un punto determinado y controlado.
  3. Apilamiento de imágenes para que las 18 imágenes caigan en un solo punto.
  4. Enfoque grueso con la curvatura de los espejos individuales.
  5. Enfoque fino con las ópticas internas de los instrumentos del Webb.
  6. Alineación para los demás instrumentos, y es que en los pasos anteriores sólo de trabaja con la NIRCam.
  7. Alineación final una vez que se han hecho los ajustes para cada instrumento.

Así que ahora toca comprobar alineación en los otros instrumentos –por ahora sólo se ha usado la NIRCam– y buscar unos ajustes que sirvan para todos aunque eso suponga sacrificar un poco de calidad en las imágenes de la NIRCam. A partir de ahí, y durante toda la misión del Webb, hará que repasar la alineación del sistema óptico periódicamente y hacer los ajustes necesarios.

Pero lo que es importantísimo es saber que todos los modelos y las pruebas hechas en tierra eran correctas y que la parte óptica del Webb funciona como estaba previsto.

Queda aún trabajo por hacer, de todos modos, antes de que veamos las primeras imágenes «de cencia» del webb ya que los instrumentos y los espejos aún tienen que enfriarse un poco más para alcanzar su temperatura de trabajo. Y luego hay que calibrarlos.

Se puede ver el estado del telescopio en todo momento en la página Where is Webb?. Y también información sobre la misión en las cuentas de Twitter @NASAWebb, gestionada por la NASA, y en @ESA_Webb, gestionada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC