Por @Wicho — 4 de Enero de 2022

El 3 y 4 de enero han sido días muy productivos en el proceso de despliegue del telescopio espacial James Webb. Tanto que su equipo ha conseguido completar el tensionado de las cinco capas del parasol más próximas al Sol sin ningún tipo de problema.

Como explicábamos hace unos días las capas del parasol tienen que estar tensas para evitar que se toquen y que se transmita calor entre ellas por conducción; con las cinco en posición y tensionadas el lado frío del Webb podrá alcanzar los -233ºC necesarios para que funcionen sus instrumentos.

El tensionado del parasol era, a priori, la parte más complicada del proceso de despliegue, pues a diferencia del resto de estructuras implicadas en el despliegue, las capas del parasol no son rígidas y pueden ondularse, arrugarse, enredarse, y engancharse en cosas. Aunque cada una de ellas tiene tiras de refuerzo, refuerzos contra posibles desgarros, y cintas metálicas que les dan una cierta rigidez para intentar evitar que hagan ningún movimiento no deseado.

El tensado de las capas implicó el correcto funcionamiento 140 mecanismos de bloqueo, 70 bisagras, 8 motores, numerosos rodamientos, muelles y engranajes, 400 poleas, y 90 cables que entre todos suman 400 metros. James Cooper, el responsable del parasol, estima que una vez terminado el proceso de tensionado se han eliminado aproximadamente entre un 70% y 75% de los 344 posibles puntos de fallo únicos en el despliegue del telescopio.

Tensióname despacio que (ya) no tengo prisa

El tensionado del parasol comenzó con un día de retraso sobre lo previsto. En principio la NASA dijo que era para dejar descansar al equipo, pues el proceso de extensión de los mástiles que tenían que sacar el parasol de su funda se retrasó unas horas más de lo previsto. Pero en una teleconferencia ayer explicaron que había otros dos motivos.

Uno fue darse tiempo para estudiar el funcionamiento del panel solar del Webb, que estaba produciendo menos electricidad de la prevista, lo que en algunos momentos había obligado a tirar de las baterías. Amy Lo, una ingeniera de Northrop Grumman, el principal contratista del Webb, explicó que lo que hicieron fue evaluar las curvas de producción de electricidad de cada uno de los cinco segmentos del panel y ajustarlas a su temperatura y a la de los componentes electrónicos asociados a cada uno; de esa forma consiguieron pasar de 58,6 voltios con los ajustes por defecto con los que fue lanzado a entre 65 y 69 con los nuevos. Que no es que fuera un paso necesario porque el Webb podía haber seguido con el despliegue tal y como estaba. Pero cuanto más margen tienes siempre es mejor. En especial cuando no tienes manera de ir a arreglar las cosas en persona.

El otro era que los motores que se iban a usar en el tensionado del parasol estaban un poco más calientes de lo esperado. De nuevo estaban dentro de los márgenes operativos pero buscaron bajarles un poco la temperatura para tener más margen de maniobra en caso de ser necesario. Para ello el equipo de la misión alteró ligeramente la actitud del telescopio frente al Sol para que incidiera menos luz en las zonas que albergan los motores.

No es raro que una vez en el espacio los sistemas se comporten de forma ligeramente distinta a cómo lo hicieron en las pruebas en tierra. Pero una de las ventajas de que el despliegue del Webb no tenga puntos críticos en el tiempo –salvo el despliegue del panel solar y la primera maniobra de corrección de trayectoria– permite tomarse las cosas con calma cuando hace falta.

Ahora que las cinco capas del parasol están tensionadas queda desplegar el espejo secundario; el radiador de los instrumentos; las dos alas laterales del espejo primario; y la puesta en marcha de los mecanismos de control y movimiento de cada uno de los 18 segmentos del espejo secundario.

El despliegue del Webb se puede seguir en la web Where is Webb? Aunque hay información más inmediata en la cuenta de Twitter @NASAWebb, gestionada por la NASA, y en @ESA_Webb gestionada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo