Por @Wicho — 7 de Agosto de 2021

Agujero dejado por la primera toma de muestras de Perseverance – NASA/JPL-Caltech
Agujero dejado por la primera toma de muestras de Perseverance – NASA/JPL-Caltech

El 6 de agosto de 2021 el rover Perseverance llevó a cabo su primera toma de muestras en Marte. O más bien su primer intento de toma de muestras, porque ha fallado, tal y como se puede leer en NASA’s Perseverance Team Assessing First Mars Sampling Attempt. La sonda que tenía que haber medido la cantidad de material presente en la broca no ha detectado que haya nada en ella. Un posible fallo de la sonda ha sido descartado porque las imágenes del tubo también muestran que está vacío.

Perseverance toma sus muestras usando unas brocas huecas que van al final del su taladro/percutor. Una vez realizada la perforación el material extraído se transfiere a uno de los 43 tubos de muestras que lleva a bordo. Pero en esta primera perforación algo ha fallado y el tubo de muestras está vacío. Quizás porque el material de la roca es demasiado frágil y se ha pulverizado y se ha escurrido; quizás porque la muestra haya salido entera pero se ha caído de la broca… Hay varias posibilidades que hay que investigar. Una de las primeras medidas para ello será tomar imágenes del agujero con la cámara Watson que está montada en el extremo del brazo robot al lado del taladro para ver si han quedado restos dentro o qué.

No es la primera vez que el suelo de Marte nos sorprende: la misión InSight tuvo que desistir de usar su sensor térmico, que tenía que haberse enterrado bajo la superficie y en las pruebas con simulaciones de suelo marciano nunca tuvo problemas pero in situ no hubo manera; también los tuvo la Mars Phoenix, que se encontró con un suelo con una textura rara que al principio se resistía. Como se suele decir, el espacio es difícil.

La idea es que las muestras que tome Perseverance, que tienen un tamaño similar al de una tiza o al de un meñique, algún día puedan ser traídas de vuelta a la Tierra para un análisis en profundidad; simplemente por ahora no hay manera de enviar a Marte los instrumentos necesarios para ese análisis a fondo. Ni las personas que tendrían que manejarlos. Esas muestras se estudiarán además en el contexto de los datos tomados por los espectrógrafos PIXL y SHERLOC justo al lado del lugar en el que se hayan tomado. Aunque no todos los tubos que vengan de vuelta contendrán muestras de rocas; algunos se usarán como tubos testigo para determinar las condiciones en las que fueron tomadas las muestras y excluir que alguno de los compuestos que se detecten en ella puedan tener origen terrestre.

Si todo va bien –y no olvidemos la complejidad de traer esas muestras de vuelta, para lo que será necesario que otro rover las recoja y ponga en órbita y otra nave nos las traiga– será la primera vez en la historia que podamos analizar en casa muestras de otro planeta.

Perseverance está en Twitter como @NASAPersevere; y también tiene un blog con su canal RSS, como mandan los cánones. Aunque ya casi nadie se acuerde qué es un feed RSS.

Y no hay que olvidar que lo acompaña en sus andanzas por Marte el helicóptero Ingenuity, que está demostrando ser pequeño pero matón, que está obteniendo resultados espectaculares en lo que en principio no era más que una demostración tecnológica.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD