Febrero2020

Por @Alvy — 22 de Febrero de 2020

En ese pozo de entretenimiento y procrastinación infinito que es YouTube me crucé con este documental sobre la producción de las maquetas de Espacio 1999. Son sólo unos minutillos, pero permiten hacerse una idea de cómo se creaban las imágenes con naves espaciales cuando apenas había ordenadores. Y es que el ingenio supera toda las limitaciones.

La técnica era tan rudimentaria como fabricar maquetas a escala (1:24) tal y como se explica en esta otra página, The Eagle Guide (Continuity Guide). Allí hay todo tipo de detalles, como que las escalas del interior y el exterior de las Águilas difieren un poco según lo que se quisiera resaltar en cada escena. El estudio de rodaje se transformaba entonces en un planeta cualquiera y se hacían descender las naves desde el techo.

Las Águilas y otras naves se hacían bajar con cables transparentes (hilo de pescar) tratados con pintura especial para ocultarlos. Generalmente se usaba película de 35 mm grabando a alta velocidad (cámara lenta) y luego se hacía un montaje óptico de otros elementos: disparos, rayos, otras naves… Los chorrazos de la propulsión son gas freón, como el que se usa (o usaba) en las neveras. En algunos «planetas» se utilizaba el vapor tradicional del «hielo seco», propio de conciertos y otros espectáculos para dar ambiente.

Eran tiempo en los que además había mucho reciclaje; dedicaban unos tres o cuatro días a fabricar las maquetas y rodar las escenas. Pero a veces quedaban destruidas, había un episodio cada semana; por eso se intentaban hacer varias tomas para distintos episodios cuando era posible y muchas estructuras y planetas son versiones recicladas unos de otros. Lo que se hacía para cambiar su apariencia era modificar las posiciones de los elementos, usar distintas pinturas de fondos y jugar con el color de la iluminación. Como cada planeta podía ser distinto, colaba.

§

Resulta que en el canal en el que está este documental, Ae13U hay bastantes episodios completos de Espacio 1999: 50 gloriosos minutos de aventuras espaciales viajando con las Águilas y la Base Espacial Alfa hasta los confines del universo porque una explosión sacó a la Luna de nuestra órbita terrestre. Uno de los argumentos base más WTF que se han visto en la ciencia-ficción, con permiso de El núcleo.

Y como bonus, en el mismo canal está la primera temporada de UFO (1970-1973), otra serie de la época con apropiado nombre de ovnis que era medio de acción, medio de naves espaciales, medio de actrices con pelucas de colores: la Tierra defendiéndose de las amenazas extraterrestres desde el Cuartel General Supremo de la Organización para la Defensa Alienígena, una entidad «secreta» para protegernos de los malignos platillos volantes –literal– que tan populares eran en la época: un «futuro» que se situaba en 1980.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 21 de Febrero de 2020

Siempre he dicho que una de las formas más sencillas de enganchar a una persona a la astronomía es llevarla a ver la Luna. Mejor cuando no hay luna llena porque entonces la iluminación del Sol es demasiado plana. Pero en el resto de las noches el nivel de detalle que se puede apreciar con unos sencillos prismáticos es asombroso.

Moon Phases 2020 - Northern Hemisphere - 4K es un vídeo elaborado por el Centro Goddard de la NASA permite ver las distintas fases de la Luna en 2020 hora a hora; cada fotograma es una hora. Incluye los nombres delos cráteres que se pueden ver en el terminador y los nombres de los mares y otros grandes rasgos de la superficie lunar. También vienen indicados los lugares de aterrizaje de las misiones del programa Apolo. Eso sí, va demasiado rápido, así que es mejor pinchar en el engranaje y escoger 0,25x de velocidad aunque arruine la música.

Quienes estéis en el hemisferio sur podéis girar el monitor 180º. O ver este otro vídeo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 21 de Febrero de 2020

Advertencia: ¡Niños, no hagáis esto en casa si no sois veterinarios!

En este vídeo nuestros admirados Slow Mo Guys (Gav y Dan) explican cómo funcionan los dardos tranquilizadores, esos que se usan para amansar instantáneamente a las fieras, en especial a las de tamaño y peso gigantesco. Y es que aunque cuando lo vemos en las películas parezca «poco realista» el sistema es ingeniosamente simple y efectivo, pura cuestión de física. [El vídeo no tiene subtítulos, pero he aquí un resumen de la explicación].

La clave está en el dardo que se comporta como una jeringa. Pero a diferencia de las jeringas normales que hay que apretar para que funcionen esta se prepara con aire a presión, de modo que pueda actuar por sí sola. Para que ese mecanismo funcione la aguja lleva un pequeño agujerito que está temporalmente tapado con una pieza de plástico circular.

Cuando el dardo se clava en la piel del animal el plástico se desplaza, el agujero queda expuesto y el aire a presión inyecta el «líquido tranquilizador». La sustancia empleada y la dosis dependerán de si lo que hay que «tranquilizar» es un perro, un gorila o un tiranosaurio, pero la idea es la misma. En el vídeo puede verse en [04:30] cómo se dispara (ya sea soplando por una cerbatana o con un rifle de aire a presión) y en [04:35] cómo se clava. Pero el verdadero efecto se puede ver en [05:00] cuando desde el otro lado y a cámara superlenta se ve el chorrazo de la inyección del líquido a presión.

Feliz y espectacular sedación y dulces sueños.

Relacionado y a cámara lenta:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 20 de Febrero de 2020

Family of kingfishers / John Gerardus Keulemans
John Gerardus Keulemans / Family of kingfishers (1868-71)

La Biodiversity Heritage Library es una gigantesca biblioteca con literatura e imágenes de dominio público o licencias Creative Commons que se pueden descargar libremente. Hay un poco de todo, desde libros antiguos digitalizados a dibujos y fotografías, todas ellas con el mundo natural y la biodiversidad como tema principal. En total catalogan 155.000 títulos, 254.000 volúmenes y 58 millones de páginas de información. Proceden de diversos museos y están referenciadas. Se puede buscar por palabras, títulos, fechas o colecciones; el texto de los libros está digitalizado también y es «buscable».

Como no podía ser menos en Internet hay un montón de ilustraciones de gatitos y también de plantas y animalitos dibujados a la antigua usanza. Dicen en Lifehacker, que es por donde vi pasar el enlace, que igual sirve para inspirarse a la hora de ilustrar algo como para encontrar un tatuaje. La verdad es que lo mismo encuentras un pangolín que una cotorra argentina, dos de las especies de moda estos días.

Pangolin: Natural History Museum, London
Pangolin / Natural History Museum (Londres)

Además de la página de incorporaciones recientes también tienen herramientas y servicios para desarrolladores y un Twitter donde van informando de novedades: @BioDivLibrary, una cuenta de Instagram (@BioDivLibrary) y otra en álbumes de Flickr aunque lo más práctico es buscar directamente en su web.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear