Por @Wicho — 31 de Diciembre de 2022


El primer lanzamiento orbital del año – SpaceX

Salvo sorpresa de última hora 2022 va a terminar con 186 lanzamientos orbitales. De ellos 178 han terminado con éxito, 7 han fallado, y una ha terminado en un fallo parcial. Ya sea contando todos los lanzamientos o sólo los que han terminado bien, ha sido un año de récord. Supera los 145 lanzamientos de 2021, que a su vez habían superado los 139 de 1967, que era el récord vigente hasta ese momento.

Un detalle curioso es que tanto el primer como el último lanzamiento orbital del año han sido a cargo de SpaceX. El primero se produjo el 6 de enero y puso en órbita 49 satélites Starlink; el último ha sido el del satélite de observación terrestre israelí EROS-C3.

Para la propia SpaceX ha sido un año también de récord en cuanto a lanzamientos, pues ha llegado a los 61, todos ellos con éxito, pulverizando su récord de 32 lanzamientos de 2021. China también ha batido su récord, con 64 lanzamientos, de los que dos fallaron; supera así su récord de 55 lanzamientos de 2021. También para Rocket Lab ha sido un año de récord, con 9 lanzamientos, que superan los 7 de 2020.

Además ha sido un año especial para China, pues ha conseguido terminar el ensamblado de su estación espacial. Para Rocket Lab y SpaceX podía haberlo sido un poco más: la primera aún está trabajando en recuperar la primera etapa de su cohete Electrón, pero necesita mejorar. También quería haber estrenado su complejo de lanzamiento en los Estados Unidos, pero primero la burocracia y luego la meteorología han hecho que ese primer lanzamiento haya quedado pospuesto para enero de 2023. SpaceX, por su parte, sigue adelante con el desarrollo del Starship, pero aún estamos esperando ese primer lanzamiento orbital.

La estación espacial china en órbita sobre la Tierra, que ocupa la mitad inferior de la imagen; el negro del espacio ocupa la mitad superior
Impresión artística de la estación espacial china en su configuración definitiva. Hay sendos cargueros Tianzhou en sus puertos de atraque frontal y posterior; y una nave tripulada Shenzhou en el puerto inferior – CNSA

Fue también un año muy importante para la NASA, porque por fin ha conseguido lanzar la misión Artemisa I, que ha terminado con un éxito indiscutible. Y aunque fue lanzado el 25 de diciembre de 2021, poner en marcha sin un solo problema el Telescopio espacial James Webb. Los resultados de la misión DART para cambiar la órbita de un pequeño asteroide también han sido espectaculares.

Boeing, por su parte, consiguió lanzar la Starliner en una misión no tripulada que le servirá para que, con un poco de suerte, haga su primer lanzamiento tripulado en 2023. Una vez que consigan ponerla en servicio la NASA dispondrá de dos naves para hacer la rotación de tripulaciones en la Estación Espacial Internacional (EEI), que por cierto ha cumplido 22 años permanentemente ocupada.

Hablando de la EEI, en 2022 recibió su primera misión tripulada privada, la primera de unas cuantas más que están programadas antes de que sea retirada del servicio. A quienes no les fue tan bien en esto del acceso privado al espacio (o algo parecido) ha sido a Blue Origin y a Virgin Galactic. A la primera le explotó un cohete en un lanzamiento no tripulado, lo que ha parado sus lanzamientos; la segunda lleva sin volar desde el verano de 2021. Y lo que le queda.

Tampoco le ha ido muy bien a Rusia, que si bien ha completado 22 lanzamientos con éxito, cada vez está más aislada internacionalmente a causa de las sanciones impuestas al país por la invasión de Ucrania. Y, de rebote, la Agencia Espacial Europea, también se ha visto perjudicada, sobre todo porque se ha visto obligada a posponer el lanzamiento del rover Rosalind Franklin hacia Marte. Y porque de cinco lanzamientos que ha hecho ha fallado uno y ahora mismo sólo tiene en activo el Ariane 5 tras el fallo del primer lanzamiento comercial del Vega C, el retraso en la entrada en servicio del Ariane 6, y la espantada de Roscosmos del espaciopuerto de Kourou. Aunque en el más reciente consejo de ministros del ramo no le ha ido tan mal.


El último lanzamiento orbital del año – SpaceX

Para 2023, pues, nos quedan un buen puñado de cosas a las que prestar atención: los primeros vuelos del Starship de SpaceX; del Vulcan de ULA y del New Glenn de Blue Origin ahora que ya tienen motores; del H3 japonés; y, quizás del Ariane 6 de la Agencia Espacial Europea, aunque la verdad es que todo indica que será más bien en 2024. También estamos muy pendientes del primer lanzamiento del Terran 1 de Relativity Space, pues estamos hablando de un cohete impreso en 3D.

Están también el ya citado estreno de la Starliner en una misión tripulada, y el lanzamiento de la misión Polaris 1, la primera misión espacial tripulada que incluirá un paseo espacial.

O el lanzamiento de la misión JUICE de la Agencia Espacial Europea, ahora mismo previsto para abril.

Y quién sabe cuántas cosas más; ya os las iremos contando.

Compartir en Flipboard Tuitear


PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro