Por @Wicho — 7 de Enero de 2022

El equipo del telescopio espacial James Webb sigue adelante con el proceso de despliegue sin perder comba y –toco madera– sin problemas. Hoy ha sido el turno del ala izquierda del espejo principal. En ella están montados tres de los 18 espejos individuales que trabajando juntos forman el gran espejo principal del Webb. Como todo el resto del complicado proceso de despliegue del Webb fue lanzada así porque de otro modo el telescopio no habría cabido dentro de la cofia protectora del Ariane 5 ni de ningún otro cohete disponible en el momento de planear su lanzamiento. La rotación del ala a su posición de trabajo duró cinco minutos; pero fueron necesarias dos horas para bloquearla en su sitio y comprobar que todo estaba bien.

Para mañana queda el despliegue del ala derecha, que contiene otros tres espejos, y es el último paso en el que hay que mover un componente del telescopio para que ocupe su posición definitiva. Una vez completado ese despliegue queda activar los motores que controlan la posición y forma de cada uno de los 18 espejos, lo que llevará al equipo el resto del tiempo de viaje del Webb hasta el punto de Lagrange L2. La NASA retransmitirá en directo ese último despliegue a partir de las 15:00, hora peninsular española (UTC +1).

Los espejos están hechos de berilio, material escogido por su ligereza y estabilidad aún a los -233ºC a los que va a funcionar el Webb. Cada uno de ellos mide 1,32 metros de diámetro y pesa 20 kilos. Los 18 sumados dan un área efectiva de 25 m² al espejo principal.

Técnicos de la NASA inspeccionan uno de los espejos del JWST - NASA/Chris Gunn
Técnicos y científicos de la NASA inspeccionan uno de los dos primeros espejos del JWST en ser terminados en octubre de 2012 - NASA/Chris Gunn

Todos ellos están recubiertos de una fina capa de oro puro porque es un elemento que refleja el 98% de la luz infrarroja que le llega, justo la luz que va a estudiar el Webb. La capa de oro es tan fina –mide 1.000 angstroms de grosor– que sólo han sido necesarios 48,25 gramos de oro para cubrir los 25 m² de superficie de los espejos.

El despliegue del Webb se puede seguir en la web Where is Webb? Aunque hay información más inmediata en la cuenta de Twitter @NASAWebb, gestionada por la NASA, y en @ESA_Webb gestionada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC