Por @Wicho — 29 de Julio de 2021

EL módulo Nauka de la Estación Espacial Internacional (EEI) ha prolongado sus ocho días de terror hasta el último segundo: cuando apenas quedaban cinco metros para que atracara en la EEI Oleg Novistki estuvo a punto de tener que tomar el control manual porque el sistema automático Kurs estaba provocando oscilaciones fuera de rango. Pero afortunadamente todo volvió a la normalidad antes de que lo hiciera y finalmente Nauka ya está acoplado a la Estación en el puerto inferior de atraque del módulo Zvezda.

Primera foto de Nauka en su hogar – Thomas Pesquet / ESA
Primera foto de Nauka en su hogar – Thomas Pesquet / ESA

Durante toda la maniobra de aproximación a la Estación no ayudaba nada saber que tras todos los problemas que ha tenido en órbita a Nauka sólo le quedaba combustible para un intento de atraque.

La llegada se produjo a las 15:29, hora peninsular española (UTC +2), del 29 de julio de 2021. Pero es después de 14 años de retraso sobre la fecha inicial prevista de lanzamiento de 2007. Y después de unos 25 años desde que surgiera la idea de convertir el módulo que hubiera servido de reemplazo de Zarya en caso de haberse perdido en su lanzamiento en un nuevo módulo para la Estación.

Con algo más de 23 toneladas de peso, 13 metros de largo y 4,25 de diámetro, aunque sus paneles solares llegan a los 30, añade 80,8 metros cúbicos de espacio presurizado a la Estación, de los que 70 son habitables. Esto es, no están ocupados por equipos y tienen el espacio suficiente como para que una persona pueda permanecer en ellos más o menos cómodamente. Una vez acoplado a ella es el módulo más grande del segmento ruso de la EEI.

Incorpora las siguientes instalaciones y funciones principales:

Corte transversal de Nauka – NASA
Corte transversal de Nauka – NASA

  • Control de actitud de la EEI.
  • Transferencia de propelentes entre cápsulas de carga Progress y los módulos Zvezda y Zarya.
  • Un puerto de atraque para cargueros Progress y cápsulas tripuladas Soyuz.
  • El brazo robot europeo ERA (European Robotic Arm), que será capaz de desplazarse por todo el segmento ruso de la Estación de la misma manera que el Canadarm 2 lo hace por el segmento estadounidense.
  • 6 m³ para equipos científicos.
  • 4,9 m³ de almacenamiento.
  • Soporte para experimentos tanto en su interior como en su exterior con 14 puestos de trabajo en el interior y 16 en el exterior.
  • Un camarote.
  • Un aseo con un sistema de recuperación de agua a partir de la orina.
  • Un generador extra de oxígeno.
  • Un radiador desplegable que ahora mismo está almacenado en el exterior del módulo Rassvet.
  • Una esclusa para meter y sacar cargas, también almacenada ahora mismo en Rassvet.

Pero antes de que entre por completo en servicio serán necesarios entre nueve y once paseos espaciales según la fuente consultada para terminar de ponerlo a punto. Los dos primeros tendrán lugar, si no hay cambios, los próximos 2 y 8 de septiembre.

Y si todo va según lo previsto –aunque los 14 años de retraso de Nauka hay que tenerlos siempre presentes– antes de fin de año será lanzado el módulo Prichal, que sustituirá el módulo de atraque provisional que ahora está en la parte inferior de Nauka. Prichal cuenta con seis puertos de atraque, de los que uno será usado para acoplarlo a Nauka mientras que los otro cinco quedarán libres para naves visitantes.

El módulo provisional de Nauka se lo habrá llevado antes la cápsula de carga Progress MS-17, igual que la MS-16 se llevó consigo a Pirs, el módulo que ocupaba el lugar en el que ahora está Nauka. Para ello la MS-17 se mudará del puerto superior del módulo Poisk al puerto temporal de Nauka.

***

Actualización: Para no dejar su papel de drama queen Nauka empezó a causar problemas a las pocas horas de su llegada al encender sus motores de maniobra de forma inesperada. Afortunadamente la cosa no pasó de un buen susto. Pero vaya susto.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD