Por @Wicho — 11 de Septiembre de 2021

Los agujeros dejados por las dos primeras tomas de muestras con éxito de Perseverance – NASA/JPL-Caltech/ASU
Los agujeros dejados en Rochette por las dos primeras tomas de muestras con éxito de Perseverance – NASA/JPL-Caltech/ASU

Tras el fracaso del primer intento de toma de muestras por parte del rover Perseverance de la NASA en Marte el equipo de la misión lo programó para hacer un segundo intento paso a paso. Creían tener la seguridad de que el problema había estado en que la roca escogida para la primera muestra era demasiado blanda y se había pulverizado al taladrarla. Pero por si acaso el segundo intento fue hecho paso a paso y tomando fotos. Y como todo salió bien en esta segunda intentona el equipo de la misión le dio la orden al rover de tomar una nueva muestra, pero esta vez del tirón, ejecutando todos los pasos para obtenerla, sellarla en su tubo de muestras, y almacenarla en sus tripas sin parar. Y todo ha funcionado bien; la segunda muestra que Perseverance obtiene en Marte ya está almacenada y lista para, quizás, algún día, venir a la Tierra.

Bautizada como Montagnac –a la primera le han puesto Montdenier– está tomada de la misma roca, a su vez bautizada Rochette, que ahora muestra dos agujeros, tal y como puede verse en la foto de arriba. Es una roca basáltica que puede ser producto de flujos de lava en el cráter Jezero. Pero las imágenes de las muestras han mostrado minerales cristalinos en su interior, lo que ayudará a ponerles fecha usando técnicas de datación radiométrica. Y eso eventualmente permitirá escribir la historia de la zona.

Montagnac dentro de su tubo de muestras – NASA/JPL-Caltech/ASU
Montagnac dentro de su tubo de muestras antes de que fuera cerrado y almacenado – NASA/JPL-Caltech/ASU

Además, se han detectado sales dentro de estas rocas. Estas sales pueden haberse formado gracias al flujo de aguas subterráneas que alteraron los minerales originales de la roca; o más probablemente por evaporación de agua líquida. Los minerales salinos de estas dos primeras muestras también pueden haber atrapado pequeñas burbujas de antigua agua marciana. Si están presentes, podrían servir como cápsulas de tiempo microscópicas, que darán pistas sobre el antiguo clima y la habitabilidad de Marte. Los minerales de sal también son bien conocidos en la Tierra por su capacidad para preservar signos de vida antigua.

La presencia de señales dejadas por el agua no es sorprendente; el equipo de la misión ya sabía que en el pasado el cráter Jezero estuvo cubierto por un lago. Lo que igual cuesta más discernir es si el agua que modificó esta roca fue de la que había en el lago o agua que pasó por allí después de que se secara.

Pero en cualquier caso pensar en que alguna vez estas muestras podrán ser analizadas en la Tierra con toda la instrumentación necesaria es una pasada. Aunque para eso antes tiene que salir bien las misiones de recogida y de retorno de muestras, que tienen lo suyo.

Perseverance está en Twitter como @NASAPersevere; y también tiene un blog con su canal RSS.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD