Por @Wicho — 24 de Marzo de 2021

A las 9:28, hora peninsular española (UTC +1), del 24 de marzo de 2021 SpaceX puso en órbita un nuevo lote de satélites Starlink. Para ello utilizó un Falcon 9 cuya primera etapa había ido ya cinco veces al espacio y unas cofias protectoras que ya habían sido utilizadas en una misión anterior. Esa primera etapa ha sido recuperada para seguir volando; las dos mitades de la cofia también han sido pescadas de la superficie del mar para futuros nuevos usos.

Fue la vez número 78 que la empresa conseguía recuperar una primera etapa desde que el 22 de diciembre de 2015 lo consiguiera por primera vez. Fue el lanzamiento número 87 consecutivo con éxito; el número 96 si no contamos la explosión en la plataforma durante unas pruebas previas al vuelo del Falcon 9 que iba a lanzar el satélite Amos-6.

En total era el lanzamiento número 120 de un cohete Falcon. Y llega, curiosamente, casi exactamente 15 años después del primer lanzamiento de la empresa, el del un Falcon 1 que despegó a las 23:30 UTC del 24 de marzo de 2006. Aquel cohete explotó a los 33 segundos de su despegue.

Y le siguieron otros dos fallos antes de que por fin el cuarto Falcon 1 consiguiera entrar en órbita. Y menos mal porque era el último lanzamiento que se podía permitir la empresa antes de quedarse sin fondos. Aunque para entonces no llevaba ninguna carga útil sino una masa inerte para evitar perderla dada la escasa confianza que había en el lanzamiento. Luego vino el quinto y último lanzamiento de un Falcon 1 con el satélite malayo RazakSAT, que fue colocado en órbita sin problemas.

A partir de ahí los esfuerzos de la empresa se centraron en el Falcon 9, cuyo primer lanzamiento se produjo el 4 de junio de 2010. Fue un lanzamiento sin problemas que llevaba un simulador de masa de las cápsulas de carga Dragon. Desde entonces todos sus lanzamientos, salvo el de la cápsula de carga Dragon 7 el 28 de junio de 2015 fueron éxitos. Por el camino han ido evolucionando su diseño y la versión en servicio es la denominada bloque 5.

Aunque también tuvieron tiempo para desarrollar el espectacular Falcon Heavy, cuyo primer lanzamiento de pruebas se produjo el 6 de febrero de 2018. Desde entonces ha sido lanzado otras dos veces –hay mucha menos demanda para este tipo de lanzamientos– también con éxito.

Pero ahora están centrados en el aún más espectacular Starship, el cohete con el que la empresa piensa eventualmente sustituir los Falcon 9 y Heavy y, según Elon Musk, llevarnos a Marte.

De hecho está previsto que mañana mismo el prototipo SN11 del Starship haga su vuelo de prueba. Y que, si le hacemos caso a Musk, veamos un lanzamiento orbital de un Starship en el verano de 2021. La fecha desde luego parece muy optimista. Pero si algo han demostrado en SpaceX en estos 15 años es que no se rinden fácilmente.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD