Por @Wicho — 15 de Noviembre de 2021

La Estación Espacial Internacional vista desde la Soyuz MS-18 en septiembre de 2021 – Oleg Novitskiy/Roscosmos
La Estación Espacial Internacional vista desde la Soyuz MS-18 en septiembre de 2021 – Oleg Novitskiy/Roscosmos

La semana pasada la Estación Espacial Internacional (EEI) llevó a cabo una maniobra de modificación de su órbita para apartarse de la trayectoria de un fragmento de basura espacial. De paso se aprovechó para ajustarla para la llegara de la tripulación Crew–3 a bordo de la Endurance. Pero esta mañana saltaron todas las alarmas al detectarse varios fragmentos de basura espacial con tan poco tiempo que no hubo tiempo para planificar un cambio de órbita. En su lugar la tripulación de la EEI cerró todas las escotillas entre módulos y se refugió en sus naves, que es el procedimiento establecido cuando se detecta un peligro así con tan poco tiempo. La Crew–3 en la Endeavour y Anton Shkaplerov y Piotr Dubrov de Roscosmos y Mark Vande Hei de la NASA en la Soyuz MS-19,

Afortunadamente por ahora no ha habido colisión alguna y han podido dejar sus naves y volver a la EEI. Pero como no está del todo claro cuán cerca van a pasar cerca de esos fragmentos en las próximas horas desde el control de la misión les han indicado que sólo abran las escotillas longitudinales y que dejen todos los módulos laterales aún cerrados. Seguirán así al menos hasta el miércoles 17. Matthias Maurer, en lugar de dormir en el laboratorio Columbus como viene haciendo al estar ocupados los cuatro camarotes del segmento estadounidense de la EEI, dormirá también en ese segmento. Cuando se lo han dicho ha bromeado con dormir en el módulo Harmony –al que está atracado la Endurance– abrazado a un traje espacial. Pero la cosa es bastante seria.

El saco de dormir de Matthias Maurer flotando en Harmony – Matthias Maurer/ESA
El saco de dormir de Matthias Maurer flotando en Harmony – Matthias Maurer/ESA

Es de recalcar que esta misma mañana Rusia lanzó un misil antisatélite A-235 PL-19 Nudol que habría destruido el Kosmos–1408, un satélite en desuso. En principio, dada la falta de información al respecto, no se podía asegurar que ambos eventos estén relacionados. Pero según han ido pasando las horas cada vez parecía más probable que sí lo estuvieran. Lo que sería de una irresponsabilidad inimaginable.

Y de hecho el Departamento de Estado de los Estados Unidos parece tenerlo claro:

Hoy mismo, la Federación Rusa ha realizado de manera imprudente una prueba destructiva de un misil antisatélite de ascenso directo contra uno de sus propios satélites. La prueba ha generado hasta ahora más de 1.500 piezas de desechos orbitales rastreables y cientos de miles de piezas de desechos orbitales más pequeños que ahora amenazan los intereses de todas las naciones.

Esta prueba aumentará significativamente el riesgo para los astronautas y cosmonautas de la Estación Espacial Internacional, así como para otros vuelos espaciales tripulados. El peligroso e irresponsable comportamiento de Rusia pone en peligro la sostenibilidad a largo plazo del espacio exterior y demuestra claramente que las afirmaciones de Rusia de que se opone al uso de armamento en el espacio son falsas e hipócritas. Estados Unidos trabajará con nuestros aliados y socios para responder al acto irresponsable de Rusia.

Dejando aparte la retórica política del segundo párrafo lo que dice el primero es muy preocupante. Todos esos cientos de miles –y aunque sólo sean miles– de restos que nadie puede seguir son un peligro muy serio. Como ejemplo esta foto de cómo queda un bloque de aluminio tras el impacto de una pequeña esfera también de aluminio desplazándose a unos 25.000 kilómetros por hora, una velocidad de hecho algo inferior a la de la EEI. La esfera de la foto está puesta a posteriori para ver su tamaño; la original simplemente se vaporizó. Y las paredes de la EEI o de cualquier otra nave espacial son muchísimo menos gruesas que ese bloque:

Simulación de los efectos de la basura espacial – ESA
Simulación de los efectos de la basura espacial – ESA

No he visto ninguna nota de prensa oficial al respecto de la NASA o Roscosmos todavía. Pero me apuesto todos mis «bitcoineses» a que cuando salga –si sale– dirá que la tripulación no estuvo en peligro en ningún momento. Aunque a mí me parece que lo de cerrar las escotillas y meterse en sus naves a modo de botes salvavidas es que sí estuvieron en peligro.

La NASA tardó unas horas en decir nada al respecto pero han sido mucho más duros de lo que esperaba. Aunque vista la gravedad del asunto no es para menos. Esto es lo que ha dicho Bill Nelson, el director de la agencia:

Hoy mismo, debido a los desechos generados por la destructiva prueba rusa de antisatélites (ASAT), los astronautas y cosmonautas de la ISS pusieron en marcha procedimientos de emergencia por seguridad.

Al igual que el Secretario [de Estado] Blinken, estoy indignado por esta acción irresponsable y desestabilizadora. Con su larga e insigne historia en materia de vuelos espaciales tripulados, es impensable que Rusia ponga en peligro no sólo a los astronautas estadounidenses e internacionales asociados en la ISS, sino también a sus propios cosmonautas. Sus acciones son imprudentes y peligrosas, y amenazan también a la estación espacial china y a los taikonautas a bordo.

Todas las naciones tienen la responsabilidad de evitar la creación intencionada de basura espacial por parte de los ASAT y de fomentar un entorno espacial seguro y sostenible.

La NASA seguirá vigilando los desechos en los próximos días y más adelante para garantizar la seguridad de nuestra tripulación en órbita."

Aunque en declaraciones al Washington Post decía que está convencido de que en Roscosmos «no sabían nada de esto. Y probablemente estén tan horrorizados como nosotros.»

Roscosmos, por su parte, después de un escueto tuit el día 15 que decía que «La órbita del objeto, que obligó a la tripulación a trasladarse hoy a la nave espacial según los procedimientos habituales, se ha alejado de la órbita de la ISS. La estación se encuentra en la zona verde» sacó también un comunicado en la mañana del día 16… un tanto descafeinado, como era de esperar. Las negritas son suyas:

La industria espacial rusa es pionera en los vuelos espaciales tripulados y lleva muchas décadas trabajando continuamente con socios internacionales en este ámbito.

Decenas de vuelos conjuntos a la estación orbital Mir y a la Estación Espacial Internacional han creado las condiciones para una cooperación fiable y una colaboración internacional incluso en las situaciones más complejas.

La productividad y eficacia del trabajo conjunto se ve confirmada por los numerosos casos de asistencia y apoyo mutuo a las tripulaciones multinacionales en órbita y la asistencia mutua de los especialistas en tierra dentro del trabajo conjunto en el grandioso proyecto sin precedentes de la EEI.

Garantizar la seguridad de las tripulaciones siempre ha sido y sigue siendo nuestra máxima prioridad.

El compromiso con este principio es una condición subyacente tanto en la fabricación de equipos espaciales rusos como en el programa de su explotación.

Estamos convencidos de que sólo los esfuerzos conjuntos de todas las naciones que realizan actividades espaciales pueden garantizar la convivencia y las actividades más seguras posibles en el espacio exterior.

El Sistema Automatizado de Alerta de Situaciones Peligrosas en el Espacio Exterior (ASPOS OKP) de Rusia sigue vigilando la situación para prevenir y contrarrestar todas las posibles amenazas a la seguridad de la Estación Espacial Internacional y su tripulación.

Y por fin se han unido a la guerra de comunicados el Ministerio de Defensa ruso con su propia nota de prensa, traducida gracias a DeepL porque de ruso ni papa, aunque como era de suponer es un «nada que ver aquí» aderezado con un «tampoco hemos sido los primeros»:

El 15 de noviembre de este año el Ministerio de Defensa ruso llevó a cabo con éxito una prueba que alcanzó el satélite ruso no operativo Tselina-D, que llevaba en órbita desde 1982.

Estados Unidos sabe a ciencia cierta que los fragmentos formados no fueron ni serán una amenaza para las estaciones orbitales, las naves espaciales y las actividades espaciales en lo que se refiere al instante en el que se hizo la prueba y parámetros orbitales.

Con anterioridad Estados Unidos, China y la India ya habían realizado pruebas similares en el espacio exterior.

Es cierto eso que dicen de pruebas anteriores. Y de todas ellas aún hay restos en órbita, aún cuando la primera, hecha por los Estados Unidos, ocurrió en 1985. Hay que ver cómo evoluciona la situación en las próximas horas y días pero no hay duda de que muchos de los restos del Kosmos–1408 junto con los del Nudol que lo ha destrozado permanecerán años en órbita.

Hay que ver también qué sale de una reunión entre altos mandos de la NASA y de Roscosmos que estaba programada para el 16 de noviembre en Rusia mucho antes de que sucedieran estos hechos.

Iremos actualizando esta anotación con las novedades que haya.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD