Por @Wicho — 17 de Junio de 2021

Kimbrough y Pesquet durante su paseo espacial – Oleg Novistky/Roscosmos
Kimbrough y Pesquet durante su paseo espacial. ¿Los ves? – Oleg Novistky/Roscosmos

Los astronautas Thomas Pesquet y Shane Kimbrough llevaron ayer a cabo el primer paseo espacial dedicado a instalar los dos nuevos paneles solares desenrollables de la Estación Espacial Internacional (EEI) que llegaron a bordo de la cápsula de carga Cargo Dragon 22 a principios de junio. Pero una serie de problemas les impidieron terminar la instalación del primero de estos paneles, que era el objetivo planificado del paseo.

El primer problema estuvo con el traje espacial de Kimbrough. Más o menos a la mitad del tiempo planificado para el paseo falló la pantalla del «panel de control» que permite al astronauta ver el estado del traje. Además en el control de la misión estaban recibiendo datos raros del sublimador del traje, que es el que se encarga de su refrigeración. Así que aunque Kimbrough nunca estuvo en peligro tuvo que volver al interior de la esclusa Quest para conectar su traje al sistema eléctrico de la Estación y hacer un reinicio en caliente. La solución universal, vaya. El procedimiento solucionó ambos problemas, con lo que le dieron permiso para volver al exterior, dónde le esperaba Pesquet. Pero con esto perdieron unos 45 minutos que luego se les echarían encima.

El panel que iban a instalar es uno de los seis paneles iROSA, de ISS Roll-Out Solar Arrays, Paneles solares desenrollables para la EEI, que está planeado montar en la Estación para recuperar su capacidad de producción eléctrica. Quedarán instalados frente a los paneles ya existentes y montados sobre el mismo soporte, de tal forma que usarán los mismos motores para orientarse hacia el Sol. Una vez en posición quedan inclinados unos 10º respecto al plano de los paneles antiguos. Pero aunque los paneles iROSA miden 6×19 metros frente a los 12×35 de los originales y aún a pesar de los 10º de inclinación esto dejará parcialmente en sombra los paneles originales.

Esquema de la instalación de los nuevos paneles – NASA
Esquema de la instalación de los nuevos paneles – NASA

Esto puede parecer que no tiene mucho sentido pero en realidad al final del proceso la Estación dispondrá de más potencia eléctrica que ahora. Y es que los paneles existentes ya muestran su edad, con lo que de los aproximadamente 250 kW totales que llegaron a producir entre los ocho ahora sólo están llegando a los 160. Cada panel iROSA, por su parte, aunque es más pequeño, es más eficiente, por lo que produce unos 20 kW de electricidad, con lo que cuando estén los seis instalados producirán 120 kW de potencia. Sumados a la que produzca el área que no queda tapada de los seis paneles antiguos sobre los que se van a colocar y la de los dos paneles antiguos que quedarán libres, que será de unos 95 kW, la EEI dispondrá de unos 215 kW totales.

La instalación de los nuevos paneles solares, junto con las nuevas baterías, cuyo proceso de sustitución terminó en febrero de 2021 tras cuatro años de trabajo, dejará a la Estación en una mejor situación de cara a un futuro en el que la demanda de potencia de su sistema eléctrico crecerá con más módulos y experimentos. Aparte de eso, provocará uno de los cambios de apariencia más grandes de la Estación desde hace mucho tiempo.

El panel que iba a ser instalado ayer quedará colocado frente a uno de los paneles solares del segmento P6 de la Estación, que está en su extremo izquierdo en el sentido de la marcha; en su extremo derecho según miramos la imagen siguiente. E iba a ser conectado al canal 2B del sistema eléctrico. Lanzados en el año 2000, y con una vida útil prevista de 15 años, los paneles del segmento P6 son los más antiguos de la Estación. Alimentan los canales 2B y 4B de su sistema eléctrico.

Impresión artística de la EEI con los paneles iROSA del segmento P6 instalados – NASA
Impresión artística de la EEI con los paneles iROSA del segmento P6 instalados – NASA

Para instalarlo Kimbrough y Pesquet tuvieron que sacarlo del soporte en el que viajó al espacio y llevarlo hasta el segmento P6. Como el brazo robot de la Estación no llega hasta allí el tramo final tuvieron que hacerlo pasándoselo a mano uno a otro. Una vez en su sitio el panel va fijado en su soporte mediante ocho tuercas. El soporte, junto con el del otro panel iROSA que va en el segmento P6, fue instalado en dos paseos espaciales llevados a cabo entre finales de febrero y principios de marzo.

Después tocaba desdoblarlo antes de poder extenderlo pues las dos mitades del panel van una sobre otra para ocupar menos. Pero algo no salió según lo previsto y les fue imposible desdoblarlo. Y como ya iban con casi una hora de retraso por el problema con el traje de Kimbrough desde el control de la misión decidieron parar ahí. Los dos se aseguraron de dejar el panel en una configuración estable y de hacer fotos para ver qué pasaba antes de volver al interior de la Estación 7 horas y 15 minutos después de haber salido de ella.

Un panel iROSA plegado y desplegado – NASA
Un panel iROSA plegado (izquierda) y desplegado (Derecha); una vez desplegado es cuando se puede desenrollar – NASA

Quedaron pendientes los pasos de desdoblar el panel, aflojar las tuercas que lo mantienen enrollado –se extienden en unos seis minutos sin necesidad de motores ni nada porque el sustrato de compuesto de carbono sobre el que están montados vuelve solo a su posición extendida– y conectarlo al sistema eléctrico de la Estación. Habrá que ver cuándo se puede hacer todo eso, aunque antes habrá que analizar las fotos tomadas durante el paseo para ver por qué no pudieron desdoblarlo.

Si no cambian los planes el próximo paseo espacial, previsto para el domingo 20 tiene como objetivo instalar el otro panel iROSA llegado en la Cargo Dragon 22 frente al otro panel solar del segmento P6 y conectarlo al circuito 4B.

El de ayer fue el séptimo paseo espacial de Kimbrough y el tercero de Pesquet. Kimbrough acumula 46 horas y 15 minutos en paseos espaciales; Pesquet 19 horas y 47 minutos.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD