Por @Alvy — 5 de Septiembre de 2021

KungFuChess

En KungFuChess hay poco más que el parecido del tablero, las piezas y sus movimientos respecto al ajedrez tradicional. Todas las demás reglas, estrategias y tácticas son distintas, porque se trata de un ajedrez en tiempo real y sin turnos.

Por resumirlo en plan rápido: básicamente se pueden mover todas las piezas tan rápido como puedas,, a la vez, y a la velocidad de una casilla por segundo, aunque las piezas tienen un tiempo de recarga de diez segundos y que hasta que no transcurre –y se puede ver porque hay un cambio de color estilo «barrita» sobre la casilla donde está la pieza– no está permitido moverlas de nuevo. Debido a eso cuando una pieza llega a otra casilla ocupada hay una captura irremisible, aunque la otra estuviera a punto de moverse.

Otra diferencia es que el objetivo no es tanto el jaque mate como capturar al rey adversario, que en cierto modo viene a ser lo mismo pero más a lo bestia. (¡Yihaaa!) Debido a cómo se mueven las piezas puede haber atascos y colisiones; en esos casos la primera pieza que ha movido, gana, y si son piezas propias pueden llegar a obstaculizarse. La única excepción son los caballos (porque saltan), pero también puede suceder que un caballo capture una pieza propia si coinciden en su movimiento. Situación altamente WTF, todo hay que decirlo.

En KungFuChess hay varios modos de juego, el normal, el rápido (lightning) y uno mucho más espectacular llamado cuatro jugadores donde el tablero es un 10×10 y se juega una especie de battle royale («todos contra todos») en el que cada jugador mueve en un sentido distinto. Aparte de eso hay partidas con puntuación y sin ella, aunque aquí más que ránking ELO de lo que se trata es de conseguir cinturones de colores, como en el Kung-Fu de verdad, de verde a negro o más allá: el temible doble-negro.

Yo lo he encontrado un poco estresante, quizá porque el comienzo lo marca un ¡gong! y porque muchas veces quieres mover algo pero no puedes (!!) Parte de la estrategia es hacer movimientos a casillas que no estén amenazadas –ni pensar en cambios– porque como veas una pieza en una casilla «recargándose» es fácil liquidarla a las primeras de cambio si tienes oportunidad directa.

El KungFuChess actual está todavía un poco en beta; no hay mucha gente jugando y a veces reinician el servidor, así que conviene tener paciencia. Es una especia de revival del kungfuchess.com de Shizmoo Games. Otro detalle interesante es que es de código abierto y está en Github, para quien quiera cotillearlo, aprender o ayudar a mejorarlo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD